Polémica en Rioseco tras una recogida de firmas para impedir la construcción de una mezquita en la localidad

Imagen del local donde la comunidad musulmana quiere instalar su mezquita. FOTO: DAVID CARPINTERO

Más de 2.200 personas han firmado en contra de la instalación de un centro de oración musulmán en Medina de Rioseco. El Ayuntamiento dice que no tiene constancia de este proyecto.

El anuncio de la instalación de una mezquita en Medina de Rioseco ha levantado una agría polémica en la localidad vallisoletana. Una comunidad musulmana de una treintena de componentes, que viven en Tierra de Campos, busca un local en la ciudad riosecana para instalar un centro de oración para cumplir con los preceptos de su religión.

 

Según anunció El Norte de Castilla el pasado domingo, parece que la comunidad –encabezada por Abderrahim Chokrallah- se puso en contacto con el propietario de un local de casi 150 metros cuadrados, ubicado en la calle Raúl Guerra Garrido, junto a los jardines de la dársena donde instalar su centro.

 

Una vez conocida la noticia, algunos riosecanos se han movilizado y han iniciado una campaña en Redes Sociales, WhatsApp e incluso se ha abierto una recogida de firmas en el portal Change.org, que ya supera los 2.200 apoyos. El que ha encabezado este movimiento, Miguel Ángel Martín Viñas, pretende que “la sociedad se conciencie y expresen su rechazo a este proyecto” y pide a las autoridades competentes “que no otorguen licencia de apertura”.

 

Según explica en su petición de recogida de firmas “la zona en la que quieren abrir, al lado de un colegio, parque infantil y polideportivo son lugares de mucha actividad”. Y se pregunta: “¿Se van a celebrar los actos con la misma tranquilidad que hasta ahora? ¿Van a mirar bien a las mujeres cuando vayan a la piscina ligeras de ropa?”.

 

Por su parte, el alcalde de la localidad, David Esteban, ha querido tranquilizar a la población y ha asegurado que en el Ayuntamiento “no consta ninguna solicitud de este tipo” y dice que ha podido hablar con la propiedad del local y le han transmitido que “no hay nada firmado”. Por el momento, en las Redes Sociales se ha abierto una polémica entre los ciudadanos que no quieren la mezquita y los que creen que se está llegando demasiado lejos con los comentarios en contra de la comunidad musulmana. La treintena de personas que aspiran a tener su mezquita en Tierra de Campos, la segunda de la provincia tras Medina del Campo, ya han advertido que son musulmanes, pero no yihadistas.