Cyl dots mini

Podemos suspende de militancia a los tres concejales de SÍ se puede en el Ayuntamiento de Valladolid

La Comisión de Garantías Democráticas de Podemos Castilla y León ha suspendido de militancia durante un periodo de un año e inhabilitar en el desempeño de cargos en el partido a los tres concejales en el Ayuntamiento de Valladolid de la formación Sí Se Puede, Charo Chávez, Héctor Gallego y Gloria Reguero.

Con la resolución, que aun no es firme ya que cabe recurso en un plazo de 15 días hábiles desde su notificación, la Comisión de Garantías da la razón, en parte, al secretario general de Podemos Valladolid, Daniel García del Blanco, quien trasladó la denuncia a los concejales de Sí Se Puede por varios motivos.

 

La resolución impone sanción de un año de inhabilitación para el desempeño de cargos en el seno del partido o en representación del mismo, y suspensión de militancia durante un periodo de tiempo de un año por la comisión de una infracción muy grave, al considerar que actúan en ejercicio de cargos públicos de forma contraria a los principios de Podemos, y otra grave por "desoír las directrices adoptadas por el Consejo Ciudadano Municipal de Valladolid y la Asamblea ciudadana".

 

El aspecto "más importante y verdaderamente determinante", según la resolución, es la constitución del Grupo Municipal de Sí Se Puede como una estructura de partido paralela que ha utilizado la formación instrumental para esquivar las directrices del Consejo Municipal de Podemos.

 

"Estamos ante una infracción muy grave de los principios organizativos y del código ético de Podemos. La ciudadanía vallisoletana ha depositado su confianza en un grupo de inscritos de Podemos que, bajo el mandato de una Asamblea Ciudadana Municipal, no ha reconocido en ningún momento de forma efectiva la dirección política ni ha respetado el código ético y documentos organizativos de Podemos", recoge la resolución.

 

Por otro lado, la denuncia imputaba a los tres concejales, Charo Chávez, Gloria Reguero y Héctor Gallego, varios incumplimientos de la línea política de Podemos, de los cuales la resolución entiende que sólo se han violado dos de ellos: la aceptación de entradas e invitaciones a espectáculos y eventos y la contratación de un empleado técnico en el Grupo Municipal sin informar al Consejo Ciudadano.

 

Por el contrario, la Comisión de Garantías considera que no se han incumplido otros aspectos que se imputaban a los ediles en la denuncia, como la aceptación de las medallas e insignias de concejales, la suscripción de un seguro con cargo al erario público o la no limitación de sus retribuciones como diputado provincial a tres veces el salario mínimo interprofesional (SMI), ya que el edil Héctor Gallego que es también representante en la Diputación sí que propuso limitar todos los sueldos a esa cantidad.

Noticias relacionadas