Plan de Acción del Ayuntamiento de Valladolid destinado a mejorar la calidad de vida de las personas mayores

Valladolid recibe una puntuación de 8'5 sobre 10 a la pregunta de cómo se vive en la ciudad como persona mayor.

Valladolid ha participado en el programa de ciudades amigables iniciado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), a raíz de su preocupación por el progresivo envejecimiento de la población. La ciudad ha obtenido una puntuación de 8’5 sobre 10 a la pregunta de cómo se vive en Valladolid como persona mayor.

 

El estudio, en el que han participado 229 personas distribuidas en 21 grupos focales con dos sesiones informativas, tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los mayores de 65 años y fomentar un envejecimiento saludable. Los datos obtenidos provienen de ocho apartados en los que se ha dividido la investigación.

 

A pesar de los buenos resultados, un 85% de satisfacción, el Ayuntamiento de Valladolid llevará a cabo un Plan de Acción en el que se tendrá en cuenta las 40 propuestas contempladas en el estudio. Entre ellas se incluye el incremento de la duración de los semáforos para peatones, el aumento de fuentes y papeleras en parques y el desarrollo de proyectos dirigidos a las 3.500 personas mayores que viven solas en la ciudad.

 

OCHO APARTADOS

 

1. Espacios al aire libre y edificios: Las personas se han mostrado satisfechas con las zonas verdes de la ciudad. Un elemento clave de los parques y cada vez más demandado por este colectivo es la instalación de aparatos biosaludables, además de fuentes, papeleras y baños públicos. Por otra parte se han mostrado preocupados por la suciedad que dejan los perros y el botellón.

 

En cuanto a las calles, las han valorado de manera positiva aunque “les produce inquietud compartir la acera con las bicicletas”, ha revelado Óscar Puente, alcalde de Valladolid.

 

2. Transporte: el 48% de las personas consultadas utiliza el transporte público habitualmente. En general están contentos con los buses, ya que aseguran que se adapta a sus necesidades y el precio es asequible. Sin embargo, el taxi les parece un servicio caro aunque rápido.

 

3. Vivienda: casi todos los encuestados no cambiarían su residencia aunque tuvieran dinero para ello, pero afirman que los precios son altos y sigue habiendo viviendas sin ascensor y poco accesibles para las personas mayores.

 

4. Respeto e inclusión social: consideran que las pensiones son muy bajas, por ello la mayor parte de los consultados tienen una situación económica muy precaria y demandan servicios que atiendan a las personas que viven solas, "aunque el 69% afirman que pueden contar con su familia de apoyo", ha contado el Puente.

 

5. Participación social: los Centros de Personas Mayores han sido valorados muy positivamente y un 51% de los encuestados considera que los espacios, las actividades y los horarios son adecuados.

 

6. Comunicación e información: las dificultades en torno a este apartado las encuentran en la complejidad del vocabulario en la información que reciben y en el acceso a Internet, ya que muchas compañías ofrecen solo su contenido a través de este medio. Aunque han valorado positivamente los esfuerzos de asociaciones y del Ayuntamiento de Valladolid por la creación de talleres de aprendizaje que subsanan estas dificultades.

 

7. Participación cívica y empleo: conocen la labor de las diversas asociaciones y ONGs y el 37% participan de forma activa en ellas. Además, son conscientes de la importancia del voluntariado como la que se realiza en los Centros de Personas Mayores.

 

8. Servicios Sociales y Salud: valoran positivamente las instalaciones de los centros de salud y el trato recibido, aunque muestran su descontento a las largas listas de espera en los centros especializados. Y en cuanto a los servicios sociales un 59% asegura que hay una falta de información.

Noticias relacionadas