Pistoletazo de salida al proyecto 'Recupera el monte' en Íscar, que lleva a cabo la Asociación Forestal de Valladolid

La Asociación Forestal de Valladolid inicia este lunes, 10 de diciembre, el proyecto 'Recupera el Monte', una actuación promovida por el Ayuntamiento de Íscar y que cuenta con el apoyo de la Junta de Castilla y León, a fin de agrupar parcelas, evitar el abandono de pinares y poder así gestionar correctamente el espacio forestal.

 

La iniciativa comenzó en el término municipal de Traspinedo hace ya tres años en el que se realizó una prueba piloto con éxito, agrupando más de 600 microparcelas de propietarios que gran parte desconocían su existencia, en el que se realizará una intervención de mejora silvícola este invierno.

 

La intervención en Traspinedo se realizará en 30 hectáreas pero en Íscar se pretende movilizar en una primera fase más de 150 hectáreas que llevan en un estado de abandono más 40 años. La superficie media de cada parcela de la zona de Íscar es de 0,5 hectáreas, que para una gestión forestal adecuada es totalmente inviable.

 

Íscar tiene más de 650 hectáreas de fincas forestales con superficies inferiores a 25 hectáreas de las cuales 456 hectáreas están por debajo de las 5 hectáreas, un hecho que ha decantado a la Asociación por empezar en este municipio tan forestal de la provincia de Valladolid y que tiene un gran problema de gestión en estas masas.

 

Un discreto apoyo por parte de la Junta de Castilla y León y el firme compromiso para rescatar del abandono a las superficies forestales de la provincia de Valladolid de la Asociación Forestal de Valladolid han hecho que se inicie este proyecto que intenta movilizar a los recursos forestales en parcelas que, por su dimensión, se han caído en el abandono.

 

Nuevas tecnologías aplicadas a la gestión basadas en teledetección (utilizando satélite Sentinel) y Lidar (utilizando los datos de radares especiales) permiten facilitar la cuantificación de las masas forestales, habiendo sido utilizadas para clasificar las superficies por los diferentes estados de crecimiento.

 

Esta iniciativa que pretende dar valor al bosque debería ser extendida a más zonas forestales de la comunidad, sin embargo, el apoyo de la Administración para estas actuaciones que pretenden fijar población en el medio rural y evitar su abandono "no es el adecuado, lo que hace muy difícil" para la Asociación Forestal de Valladolid conseguirlo.