Pingüinos coge temperatura: calor de motores y hogueras en un goteo constante de motos

D.Á.
Ver album

Durante esta tarde de viernes 13 de enero se produce la llegada masiva de vehículos de toda España a Valladolid, al calor del fuego y el olor de la gasolina.

La campa de Pingüinos cobra vida por horas. En esta tarde de viernes 13 de enero se esperaba la llegada masiva de motoristas, según van acabando la jornada laboral, y así está siendo. Según ha avanzado la noche más y más motos llegan a las instalaciones de la antigua hípica militar, en el Pinar de Antequera, donde todo está listo para recibir a los inscritos.

 

La Guardia Civil y la Policía Municipal son los cuerpos encargados de regular el tráfico, tanto para los vehículos que vienen desde Valladolid como los que lo hacen desde el sur. Las motos son ya las protagonistas y es imposible, cerca de los accesos, estar un minuto sin ver pasar a alguno de los pingüinos, de los cerca de 20.000 que se esperan para esta edición de 2017 en la que la temperatura va a acompañar.

 

Dentro del recinto ya se pueden ver muchas tiendas de campaña instaladas y muchos que empiezan a prender sus hogueras para resguardarse de una noche fría pero sin precipitaciones. El olor característico, a humo y gasolina, está omnipresente en la zona. En unas horas arrancará la música y Pingüinos dará, en plenas condiciones, su pistoletazo 'oficioso' de salida.