Pillado tras poner su coche a 220 km/h en una carrera contra el AVE y colgarlo en redes sociales

Imagen de archivo de un radar

La Guardia Civil localiza a un conductor de 32 años que se grabó mientras circulaba a 220 km/h en la autovía a su paso por Zaragoza.

La Guardia Civil ha localizado a un conductor que se grabó circulando a 220 kilómetros por hora por la A-2, término municipal de Zaragoza, y después colgó el vídeo en las redes sociales. En concreto, se trata de un hombre de 32 años que ha sido investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor a velocidad superior a la permitida reglamentariamente en vía interurbana, establecida en 120 kilómetros por hora, y otro por circular de forma temeraria poniéndose en peligro a sí mismo y a otras personas. La multa por esta infracción es de 600 euros y seis puntos y está calificada como infracción muy grave, por lo que podría ser penal y suponer entrada en prisión.

 

La investigación se inició tras la difusión en una red social de un vídeo donde se observaba un vehículo circulando en paralelo a la vía del tren de alta velocidad -a la altura del kilómetro 314 de la A-2- dirección Barcelona a una velocidad superior a la permitida.

 

En dichas imágenes, los agentes constatan que el conductor de un turismo de alta gama circulaba a 220 kilómetros por hora, según se observa en el velocímetro del vehículo, que registraba 5.000 revoluciones por minuto mientras se cruzaba con otros usuarios de la vía.

 

Durante la grabación, tomada con un dispositivo móvil, el conductor hacía comentarios jactándose de la velocidad que alcanzaba en relación con el tren. Como resultado de la información obtenida en la investigación de la Guardia Civil, el pasado 17 de febrero se identificó al conductor. En esta operación han trabajado agentes pertenecientes al Grupo de Investigación y Análisis del Tráfico (GIAT) del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Aragón.