Pilar del Olmo visita Las Viudas y anuncia un programa de integración social en el caso de acceder a la alcaldía

Pilar del Olmo, en su visita a Las Viudas, junto a José Antonio Martínez Bermejo y Ramón Salazar 'Jani'. PP VALLADOLID

Con ello pretende conseguir una ciudad “más amable, más abierta, con más libertad y más dialogante, donde nadie se sienta excluido”.

 

 

La candidata del PP a la Alcaldía de Valladolid, Pilar del Olmo, ha abogado por un programa de integración social para las barriadas de Las Viudas y el Grupo Aramburu y el cambio de gestión de las ayudas a las asociaciones gitanas para que sean más "eficaces" y "efectivas" para solucionar los problemas de la zona.

 

Del Olmo se ha expresado así durante una visita a estas barriadas como continuación de los contactos y encuentros previos mantenidos la semana pasada con asociaciones de gitanos y mediadores que la han acompañado, así como miembros del PP como el actual portavoz del Grupo Popular, José Antonio Martínez Bermejo.

 

La candidata del PP y consejera de Economía y Hacienda, tras destacar la "importantísima función" de las asociaciones, ha señalado que quería conocer la situación de la zona y "dimensionar" el problema de seguridad surgido recientemente por un lado con enfrentamientos con la Policía Local y por otro lado disparos al aire con motivo de la celebración de la Nochevieja.

 

En este contexto, Pilar del Olmo se ha comprometido en sus primeros seis meses de su mandato a elaborar un programa de integración social para Las Viudas-Aramburu, al tiempo que ha abogado por cambiar la forma de gestionar las ayudas que reciben las asociaciones gitanas para que sean "más eficacias, más efectivas y que consigan los objetivos que persiguen", fundamentalmente de cara a la formación de las personas y su integración en el mercado laboral.

 

A este respecto, ha señalado que el programa que se elaboraría se haría junto a las asociaciones, que "mejor conocen la realidad de la zona", para integrarse en un plan "local" dentro de la Agenda 2030 de Naciones Unidas --que cuenta con 17 objetivos de desarrollo sostenible, entre ellos la reducción de desigualdades, la erradicación de la pobreza o la educación de calidad--, algo que no existe en la ciudad actualmente y que persigue la lucha contra la exclusión social.

 

Precisamente considera que el problema de estos barrios es de exclusión social, algo "a combatir", y ha asegurado que quiere que Valladolid sea una ciudad "para todos" sin que nadie se quede al margen y para ello considera que hay que abogar por el diálogo con todo el mundo. Así, ha afirmado que quiere que la ciudad sea "socialmente integrada, más amable, más alegre" y todos puedan vivir con "confortabilidad" al tiempo que es más segura. Para ello, ha afirmado que espera contar con la ayuda de las asociaciones gitanas lograr el objetivo de que nadie quede marginado de un proyecto de ciudad.

 

Además, Del Olmo se ha referido al informe policial sobre el altercado ocurrido el 30 de diciembre, que niega un hostigamiento "masivo" como denunció un sindicato, y ha rechazado que se entre a decir cuánta gente participó en el mismo porque de lo que se trata es de que ante el problema que "evidentemente" se produjo se tenga una ciudad "más segura". En esta línea, tras mostrar su apoyo a la Policía Municipal, considera que lo importante también es que el cuerpo local no se vea en situaciones de riesgo de su propia seguridad, ya que su función es esencial.

 

SIN PRESENCIA DEL ALCALDE

Además, Pilar del Olmo ha señalado que para solucionar un problema "hay que conocerlo" y ha criticado que el actual alcalde, Óscar Puente, no haya acudido nunca a visitar esta barriada desde que está al frente de la Alcaldía.

 

"Primero hay que venir, hay que enterarse, estar con quienes de verdad puedan ejercer como mediadores", ha señalado la aspirante a la Alcaldía, quien ha apuntado que precisamente estos son quienes tienen que estar para prevenir situaciones como las que han ocurrido.

 

En cuanto a posibles intervenciones en las viviendas como contempla el actual equipo de Gobierno de cara al futuro, a juicio de Pilar del Olmo lo más importante es que las personas se integren, aunque si hay problemas de viviendas que impiden la integración habría también que actuar.

 

Sin embargo, ha insistido en que lo más importante es que las personas que viven en esta zona se formen, tengan una educación, los niños acudan al colegio y se prevengan problemas de seguridad. "Las viviendas son importantes y sus condiciones, pero primero las personas, no el ladrillo", ha señalado la candidata del PP, quien ha añadido que también habrá que trabajar por el empleo de los adultos porque la tasa de paro es de un 80 por ciento.

 

A este respecto, ha añadido que se puede arreglar una vivienda pero si las personas no tienen medio de vida estable es más complicado solucionar los problemas, por lo que no se excluye "en absoluto" este tipo de intervención, pero cree que abordar si las viviendas reúnen las condiciones de habitabilidad sería "un segundo paso" tras el primero que sería la elaboración del citado programa contando con las asociaciones.

Noticias relacionadas