Pilar del Olmo comienza la precampaña con el objetivo de obtener "la mayoría absoluta"

Pilar del Olmo y Jesús Julio Carnero, entrando en la sala de prensa en la sede del PP de Valladolid, en una imagen de archivo. J. MARTÍN

La candidata confirma que dimitirá de su puesto como consejera de Economía y Hacienda a finales de abril.

"Quiero profundamente a esta ciudad, es el puesto que más ilusión me hace". Así de contundente se mostraba la candidata del Partido Popular al Ayuntamiento de Valladolid, Pilar del Olmo, al inicio de una rueda de prensa que daba el pistoletazo de salida a su precampaña electoral y en la que se mostraba ilusionada por "ser alcalde de nuestro pueblo, ya que es el cargo más bonito que hay en política por su cercanía e inmediatez".

 

Una Pilar del Olmo que iniciaba así la carrera por la alcaldía, sin dimitir aún de su cargo como consejera de Economía y Hacienda en la Junta de Castilla y León, un cese que se producirá "a finales de abril", sin concretar día exacto. 

 

Para Del Olmo estos cuatro años, con Óscar Puente al frente del gobierno municipal, han sido una "legislatura perdida", aunque atisba esperanza para la ciudad, "podemos y debemos cambiar Valladolid", buscando una mayor apertura de la ciudad, mayor libertad y reducción de impuestos, y con "inteligencia colectiva", buscando una "ciudad joven con más población y población joven".

 

CÓMO ES LA CANDIDATA

Ilusionada y a por todas, así se ha mostrado Del Olmo en su puesta de largo después de que se lo haya solicitado la dirección de su partido. Se define como "una persona muy luchadora" y ha destacado los diferentes momentos de su vida en Valladolid: "He vivido aquí desde los nueve años, empecé interna en el colegio de Las Carmelitas en el Pinar, luego viví en la Rondilla, posteriormente fui a mi pueblo (Valbuena de Duero) y luego estuve en la Universidad de Valladolid. Conozco bien a mi ciudad y a los Vallisoletanos".

 

PARA QUÉ SE PRESENTA

Pilar del Olmo desea "una ciudad más cómoda para todos, más habitable, donde nadie se sienta excluido, más abierta y dialogante, más comprometida, con inteligencia colectiva y mayor bienestar para todos". Además ha recordado una de sus primeras promesas electorales: "Menos impuestos". Por último ha incidido en que quiere tener una ciudad "más joven" con mayor población de esa edad "para revertir la tendencia que se está dando en Valladolid".


 

SUS OBJETIVOS

La candidata popular lo tiene claro, como cada candidato en estas elecciones, y pone su mirada en la Casa Consistorial ya que aspira "a ganar por mayoría absoluta, y con respeto a todas las opciones políticas que se van a presentar". Además ha añadido que, en el caso de ver cerca el sillón de la alcaldía gracias a los resultados que ofrezcan las urnas, convocará el día siguiente de las elecciones "a todos los grupos".

 

 

SU PRECAMPAÑA

Durante esta precampaña, que da hoy por iniciada, buscará reunirse "con todos los colectivos porque hay que escuchar a todos y entender cuáles son sus problemas". Va a realizar tres tipos de actos: el primero de ellos serán reuniones con colectivos como "asociaciones de vecinos" (en sus respectivas sedes y luego con los propios vecinos), "clubes deportivos, Cámara de Comercio, Universidades, asociaciones de comerciantes, asociaciones empresariales, sindicatos, organizaciones no gubernamentales, amas de casa, pensionistas...".

 

El segundo tipo de sus actos tiene que ver con un proyecto "novedoso", unos "grupos de enfoque o reflexión", en los que se reunirá a solas "con líderes culturales, empresariales y sociales de diversa ideología política" para tratar "temas concretos como el ferrocarril, la población, el empleo y la participación". "No buscamos hacer un análisis de la situación actual, que ya se conoce, sino conocer ideas de futuro que ya existen para problemas que es necesario atajar", ha comentado.

 

Sus últimos actos serán con personas anónimas, "de la calle", algo que en su opinión "será difícil de seleccionar de manera aleatoria". Ha insistido en que sean personas que nunca hayan partipado en la vida pública y política de Valladolid como "un taxista, un comerciante, un pensionista o un parado de larga duración". Estas reuniones servirán para crear un primer borrador de programa electoral "de aquellos que están en la calle y tienen problemas", que aún no tiene diseñado, aunque sí contendrá temas troncales de Valladolid como la seguridad o el soterramiento.

 

PUERTA A PUERTA 

La aventura de Pilar del Olmo hacia el Ayuntamiento amenaza con restarle horas de sueño, ya que va a ir saludando, "en la medida en que me den las 24 horas del día, a todos los comerciantes y a todas las personas a pie de calle porque cada uno tiene sus problemas". Ha constatado que gran parte del público le conoce, "pero siempre hay gente que no", por eso será fácil encontrarla por las calles de la ciudad porque le gusta "el trato con la gente, de la calle".

 

A FAVOR DEL SOTERRAMIENTO

"Igual que se firma un convenio, se puede firmar otro", así lo ve Pilar del Olmo en relación al tema del soterramiento ferroviario, que volvería a la vida si ella fuera alcaldesa ya que es un tema que apoya con rotundidad. Confiesa que no ve "nada difícil" cambiar el convenio, pero dependerá de "las condiciones presupuestarias y la voluntad política". Ha recordado que el gobierno de la Junta de Castilla y León ha apoyado lo que los diferentes alcaldes de Valladolid han querido en torno a esta cuestión, tanto en el caso de Javier León de la Riva ('sí al soterramiento') como en el de Óscar Puente ('no'). 

Noticias relacionadas