Piden más de 3 años de cárcel para un joven que portaba 50 gramos de cocaína

El acusado, de 30 años, fue sorprendido en octubre de 2016 en posesión de la droga, tras detectarse un incremento de la venta en las zonas de ocio.

La Audiencia de Valladolid celebra juicio este lunes 6 de marzo contra un joven de origen dominicano que en octubre de 2016 fue sorprendido en la calle en posesión de casi 50 gramos de cocaína que, según la versión del Ministerio Fiscal, pretendía vender a terceras personas.

 

El joven, de 30 años, se enfrenta a una posible condena de tres años y dos meses de prisión y al pago de una multa de 6.000 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

El procesado fue detenido el 31 de octubre del pasado año en el marco de la operación 'Marco Bruto', a raíz de las investigaciones iniciadas a comienzos del mes de septiembre cuando los agentes de la Policía Nacional recibieron informaciones acerca de un posible punto de venta de sustancias estupefacientes en una zona céntrica de Valladolid, donde un individuo realizaba ventas de droga.

 

Se da la circunstancia de que los investigadores conocían a esta persona por su relación con la operación 'Roava', que se desarrolló el pasado año 2015 y se saldó inicialmente con 13 detenidos por tráfico de drogas.

 

Para el esclarecimiento de los hechos se estableció un operativo conjunto entre la Policía Nacional y la Guardia Civil mediante el cual, supuestamente, se habría comprobado no sólo la actividad de venta a pequeños traficantes en el domicilio del investigado sino también en bares, principalmente de la zona de la plaza Circular y del barrio de Las Delicias.

 

ARROJA LA DROGA A LAS VÍAS DEL TREN

 

Tras detectar un incremento de ventas en zonas de ocio, la policía detuvo finalmente al sospechoso durante una transacción de 50 gramos de cocaína en la zona del Paseo San Vicente, donde el acusado intentó darse a la fuga y deshacerse de la droga, que arrojó a las vías del tren.

 

Tras la ocupación de la droga y la detención de este individuo, se realizó posteriormente por parte de los agentes un registro en su domicilio de la calle López Gómez. Como resultado de toda la actuación se intervinieron un total de 60 gramos de cocaína, 380 euros, una bicicleta y numerosos instrumentos y sustancias de corte para la elaboración de papelinas.

 

El acusado es consumidor ocasional de alguna sustancia y en el momento de los hechos se encontraba en situación de desempleo, con lo que, presuntamente, destinaba parte de la mercancía para la venta al por menor como medio para sufragar su propia adicción, según se recoge en el escrito de la acusación pública.

 

La investigación y la detención fue llevada a cabo el Grupo VIII de la Brigada de la Policía Judicial (BPPJ) de la Comisaría Provincial de Policía Nacional de Valladolid y por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) III de la Guardia Civil.