Piden 2 años para el conductor que se saltó un semáforo en rojo en Valladolid y mató a un motorista que estaba detenido ante la señal

Imagen del suceso ocurrido en septiembre de 2018. ARCHIVO

La Fiscalía le imputa un delito de homicidio por imprudencia grave en el juicio que se celebra este martes, 5 de noviembre.

Fiscalía de Valladolid solicita una condena de dos años de cárcel para un conductor que en septiembre de 2018 circulaba por la Ronda Interior (VA-20) y, presuntamente, se saltó un semáforo en rojo y embistió por detrás, mortalmente, a un motorista que se hallaba detenido ante dicha señal.

 

El juicio por estos hechos se celebra este martes, 5 de noviembre, en el Juzgado de lo Penal número 3, donde el encausado, Jesús S.C.G, de 68 años y sin antecedentes penales, se enfrenta a una acusación por delito de homicidio por imprudencia grave, con la correspondiente petición de dos años de cárcel y la privación del carné por espacio de tres años, según el escrito del Ministerio Fiscal al que tuvo acceso Europa Press en fuentes jurídicas.

 

En concepto de responsabilidad civil, la acusación pública interesa que el acusado y la compañía aseguradora Axa Global Direct Seguros abonen indemnizaciones que globalmente se elevan a un total de 453.688 euros, más los intereses legales devengados, en favor de los familiares de Enrique Z.C, fallecido a los 47 años.

 

En concreto, solicita una indemnización de 113.341 para la viuda y cada uno de los dos hijos de la víctima, de 10 y 5 años, así como 41.148 euros para cada uno de sus progenitores y 15.685 euros para cada uno de sus dos hermanos.

 

En el capítulo indemnizatorio también figuran los gastos del sepelio de la víctima y los desperfectos sufridos por su motocicleta.

 

El siniestro se produjo sobre las 21.55 horas del día 12 de septiembre de 2018 cuando, siempre según el escrito del fiscal, el acusado, al volante de un Peugeot 308, circulaba en Valladolid por la carretera VA-20 y al llegar al cruce con la Avenida de Santander, con una velocidad de 69 kilómetros horas, en una vía limitada a 50, no respetó la obligación de detenerse ante un semáforo en rojo en el que sí se hallaba detenido el motorista fallecido.

 

A causa de ello, el vehículo impactó por detrás con la moto, una Suzuki, y el ocupante de la misma murió allí mismo en el acto.