Picasso, Goya y la venta ambulante, protagonistas de las muestras del verano en las salas municipales de Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Picasso, Goya y la venta ambulante, protagonistas de las muestras del verano en las salas municipales de Valladolid

Las exposiciones estarán ubicadas, respectivamente, en las Francesas, el Museo de la Pasión y la Casa Revilla.

Picasso, Goya y los vendedores ambulantes de Joaquín Díaz protagonizan las tres propuestas expositivas para los meses estivales en las salas municipales de Valladolid, ubicadas, respectivamente, en las Francesas, el Museo de la Pasión y la Casa Revilla.

 

'Picasso. Tierra y fuego' presenta una selección de cerámicas del universal artista --pertenecientes a la Fundación Fran Daurel-- junto a algunos grabados relacionados con las obras, se reflexiona sobre los recursos expresivos que Picasso emplea en los diferentes medios artísticos y la relación existente entre ellos.

 

La actividad de Picasso como ceramista se suma a la de otros creadores de las vanguardias en su deseo de "romper" la jerarquía de los diversos géneros artísticos. Mediante la cerámica, el artista es artífice de la "metamorfosis" producida por la tierra, el empleo de los colores y la alquimia del fuego.

 

En la Sala Municipal de Exposiciones del Museo de Pasión se pueden admirar obras de cuatro grandes series de Francisco de Goya: 'Los Caprichos' (1799) ; 'La Tauromaquia' (1814-1816); 'Los desastres de la guerra', (1810-1820) y 'Los disparates o proverbios', (1815-1824), que son un testimonio único de la época en la que vivió.

 

A través de su obra gráfica expresó con libertad todo aquello que no podía hacer a través de las pinturas. Goya era consciente que gracias a los grabados podía llegar a un mayor número de público e incluso atravesar las fronteras españolas. Por eso la obra gráfica del maestro Goya es uno de los grandes testimonios artísticos de la Historia del arte.

 

Además, en ellas destaca una "fuerte" presencia femenina, alejándose de la idea de la mujer como musa para representarla de distintas formas. Así, retrata a mujeres valientes como Agustina de Aragón, a una mujer torera como 'la Pajuelera', a mujeres solidarias, prostitutas y víctimas de la sociedad.

 

Por último, la Sala Municipal de Exposiciones de la Casa Revilla, acoge la muestra 'Vendiendo en la calle' que muestra, a través de una selección de Joaquín Díaz, grabados y fotografías en los que aparecen vendedores ambulantes que surgen en el límite entre los siglos XV y XVI, y representan oficios en los que se presume una obligada relación entre quien comercia o trata y un público comprador, un contacto que se ha ido perdiendo con la venta a través de Internet.