Pequeños cofrades, grandes ilusiones

Imagen de la procesión infantil. J.A.G.
Ver album

Un año más, el colegio Amor de Dios y Valladolid Cofrade ha organizado una procesión infantil, en la que se ha estrenado un nuevo paso, el de la Borriquilla

Valladolid Cofrade está empeñado desde hace algunos años en inculcar la Semana Santa de Valladolid también entre los más pequeños. Es por eso que, junto al Colegio Amor de Dios de la capital, ha organizado –un año más- en los prolegómenos de la Pasión una vistosa procesión infantil que este año ha estrenado paso, una Borriquilla que ha hecho las delicias de los más pequeños.

 

La temperatura no era la más agradable (como en Semana Santa) pero la ilusión de niños, profesores y padres ha hecho que el desfile penitencial, en miniatura, fuera todo un éxito. Cerca de 200 niños de entre 2 y 6 años, además del resto de compañeros que asistían como espectadores, han participado en esta procesión.

 

Primero ha salido la Cofradía de la Borriquilla, con sus cofrades vestidos de azul y con palmas en las manos lanzando vítores al Hijo del Rey. Más tarde, los pasos de Jesús Nazareno y de la Virgen protagonizaban un emotivo encuentro en el patio del colegio, que estuvo amenizado por la Banda de Cornetas y Tambores La Esperanza de Valladolid. Tampoco faltaron algunas madres que decidieron desfilar ataviadas con la mantilla española.

 

Antes de que los alumnos volvieran a las aulas y la procesión llegara a su fin, dos niñas leyeron una lectura en la que daban gracias a los titulares de los dos pasos: Jesús y María y se rezó una oración. A la conclusión de este acto, seguido por centenares de familiares, Diego Arias, responsable de ValladolidCofrade ofreció una ilustrativa conferencia sobre la Semana Santa de Valladolid a los más pequeños del colegio.