Pedro Sánchez justifica su "paso al frente" en la necesidad del PSOE de un líder

A. MINGUEZA

Pedro Sánchez, en su vista a Valladolid donde ha protagonizado un ac to en la Cúpula del Milenio ante 1.700 personas,  ha justificado el "paso al frente" que ha dado porque considera que la encrucijada del PSOE sólo puede resolverse mediante el voto ya que "un PSOE sin líder no beneficia al PSOE ni a sus votantes, sólo a Rajoy".

 

Así, aunque ha expresado respeto a todos los compañeros que den un paso al frente para liderar el partido, ha señalado que candidaturas puede haber muchas pero ideas de PSOE sólo dos y la suya es aquella en la que la gente decida y esté unida.

 

Además, ha aclarado que si gana las primarias exigirá la misma lealtad que se exige a sí mismo si las pierde, porque "por experiencia" ha afirmado que sabe que no respetar al secretario es "debilitar al PSOE y dar alas a la derecha".

 

Sánchez también ha recordado algunas de las cosas que se hicieron durante el tiempo en el que estuvo al frente del PSOE, que fueron muchos avances en participación y transparencia como la garantía de las primarias, ahora en los estatutos del partido, y ha abogado por recuperar las consultas a los militantes como algo obligatorio en acuerdos postelectorales.

 

Sánchez ha insistido en la idea de que algunos de sus compañeros de partido "equivocadamente" facilitaron con la abstención el Gobierno del PP y "ese no es el partido que quieren los militantes ni los votantes del PSOE" y ha asegurado que se quiere volver a ser la "fuerza del cambio", algo que se hace gobernando y no "retocando las leyes de Rajoy".

 

"Somos la alternativa al PP, no subalternos", ha agregado, tras lo que ha apuntado lo poco que han cambiado las cosas en los últimos meses, con una crisis vigente en Cataluña, los mismos problemas en educación y sanidad, el paro o los salarios bajos.

 

Pedro Sánchez ha citado una decena de consignas en las que basa su apuesta por un PSOE autónomo, "libre", aunque ha reconocido que habrá poderes que "harán todo lo posible para no llegar a buen puerto", por lo que ha intuido que no lo van a tener "fácil".

 

UNIÓN SOCIALISTA EN EUROPA

 

Por otro lado, el ex secretario general del PSOE ha incidido en que el socialismo es "más necesario que nunca" en Europa, donde considera que la respuesta no puede ser "la gran coalición", que va contra la propia historia.

 

Frente a ello, ha propuesto una alianza de fuerzas progresistas y europeas contra la "ultraderecha y el populismo", algo en lo que se ha comprometido a trabajar.