Pedro Pintado repasa la historia del ferrocarril en Valladolid

El presidente de la Asociación Vallisoletana de Amigos del Ferrocarril publica, con el apoyo del Ayuntamiento, un repaso a las instalaciones de la ciudad desde 1858 hasta 2018.

El presidente de la Asociación Vallisoletana de Amigos del Ferrocarril (Asvafer) y estudioso del sector del transporte ferroviario, Pedro Pintado, ha publicado, con el apoyo del Ayuntamiento, un libro que repasa las instalaciones ferroviarias en la historia de la ciudad, con el recuerdo de estaciones como la de San Bartolomé o el 'Tren Burra', y que ha sido presentado este miércoles 20 de junio en el consistorio.

 

Pintado, acompañado por el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha presentado el libro 'El Ferrocarril en la ciudad de Valladolid (1858-2018)', en el que ha incluido más de 700 ilustraciones entre las que figuran 308 dibujos realizados por él mismo.

 

El autor del libro, que también es presidente de la asociación que se dedica al fomento y la defensa del ferrocarril y su historia en la ciudad vallisoletana, repasa en su libro las principales instalaciones y medios del ferrocarril, tanto de mercancías como de transporte de viajeros en la capital.

 

Así, ha explicado que trata de recordar o descubrir a los vallisoletanos las instalaciones ferroviarias que existieron en la ciudad y que mucha gente "ya no ha conocido", como la estación de La Esperanza, la de San Bartolomé, en La Victoria -ambas se dedicaban tanto a viajeros como a mercancías- o la del Campo de Béjar, que se encontraba en los terrenos que actualmente ocupa la estación de autobuses y que formaba parte de la infraestructura del Ferrocarril Económico, conocido popularmente como 'Tren Burra'.

 

Este medio de transporte de mercancías que conectaba la capital de Valladolid con Medina de Rioseco y, por lo tanto, con el Canal de Castilla, fue durante varias décadas del siglo XIX la vía por la que circulaban la mayor parte de los cereales del norte de España, ya que en aquella época apenas había transporte por carretera.

 

Finalmente quebró en los años 20, aunque su infraestructura permanece en algunas zonas de la provincia, como en Tierra de Campos, donde Pintado entiende que se podría llevar a cabo un proyecto de recuperación de la vía, si bien ha recordado que haría falta "dinero".

 

También se repasan instalaciones más conocidas y cercanas en el tiempo para los vallisoletanos, como la Estación del Norte, ahora conocida como 'Campo Grande' e incluso las más novedosas, como la variante este de mercancías, que se encuentra inconclusa, y el nuevo complejo de talleres de Renfe, con la obra terminada pero todavía a la espera de actividad.

 

Otra parte de la publicación aborda el material móvil de los trenes desde el pasado siglo, ya que ha explicado que las compañías ferroviarias tenían vagones y máquinas matriculadas en la ciudad, con ejemplos llamativos como los 'vagones-cuba' que se utilizaban en el 'Tren Burra'.

 

En la rueda de prensa, en la que Pintado ha agradecido el apoyo y colaboración de los miembros del Servicio de Publicaciones del Ayuntamiento y de los compañeros de Asvafer, entre otras personas, el autor ha reflexionado sobre la situación actual del ferrocarril en España y en Valladolid.

 

La ciudad, ha explicado, se encuentra a su juicio "mal organizada" para el enlace entre barrios como las Delicias y el centro de Valladolid, por lo que ha apuntado que este asunto ha generado "conflicto" desde hace décadas. Eso sí, ha considerado que el actual equipo de Gobierno sí que se ha "preocupado por la permeabilidad" de las vías en estas zonas.

 

Por otra parte, ha apuntado que actualmente el transporte de mercancías se encuentra "en declive" algo que considera lógico debido a que España cuenta con una "impresionante flota de camiones" y una red de autovías que han "pagado todos los españoles".

 

ALTA VELOCIDAD Y "AEROPUERTOS SIN AVIONES"

 

En cuanto a los viajeros, Pintado ha considerado que la alta velocidad es "uno de los grandes dispendios" que se han producido en España, por lo que la ha comparado con los "aeropuertos sin pasajeros" y los "polideportivos sin atletas".

 

Según el autor del libro, la "única" línea de AVE que sería rentable en cuestión de pasajeros es la Madrid-Barcelona, que supone unos 800 de los 3.500 kilómetros de la red española de alta velocidad que, como ha apuntado, es "la segunda con más kilómetros del Mundo por detrás de China", pero "de las últimas en utilización".

 

Puente ha apuntado que se trata de un libro "de fácil lectura, cuya amenidad gráfica" y maquetación aligera y hace "atractiva la evidente densidad de los contenidos objeto de estudio".

 

El alcalde ha resaltado el valor de esta historiografía ya que se trata, sin duda, de un título que deberá estar presente en todos los centros bibliotecarios y servicios de lectura de nuestra ciudad; y, por supuesto, al alcance tanto de los lectores con intereses científicos como de los lectores amantes del tren y de la ciudad.

 

Óscar Puente ha explicado que el Ayuntamiento ha adquirido varios ejemplares del libro, que se repartirán por las bibliotecas de la ciudad para su consulta, al tiempo que ha recordado que se puede adquirir en librerías, ya que está publicado por una editorial catalana.

Comentarios

¡VÍAS FUERA! 24/06/2018 11:11 #3
Ni sabes cómo soy, ni sabes los libros que he leído (o escrito) en mi vida. Aunque me insultas sin saber, paso olímpicamente de meterme contigo. Aquí cada uno escribe lo que le da la gana, con permiso del moderador de esta web. Y cada uno es libre de leerlo, o pasar olímpicamente al siguiente comentario, o noticia, o lo que quiera. Ale, a darle al botón de "no me gusta" con ganas...
Para ¡VÍAS FUERA! 23/06/2018 11:03 #2
Eres un amargado y un plasta. Intenta leer un libro en tu vida, al menos el que te proponen en esta noticia, a ver si tienes algo nuevo que contar.
¡VÍAS FUERA! 22/06/2018 00:50 #1
Puente podría escribir el último capítulo del libro, y titularlo algo así: "Cómo maté el soterramiento, con mi cómplice Saravia. Y cómo los de Fomento estuvieron encantados de que lo matara yo mismo, para ahorrarles el trabajo". Uy no, que Puente no quiere hablar del soterramiento últimamente. Lo que no está en su propaganda, no existe, según esta gente. Que tenemos que olvidarnos cuanto antes, y tragar con su mierda-chapuza-cutre de "más agujeros y tapia bonita"... Amnesia colectiva. Propaganda. Que tenemos que estar contentos, ¿eh? Vivimos en el mejor de los mundos posibles (ah, no, que ése era el ¿comunismo?). Y el pueblo, calladito como buen borrego, que sólo interesa cuando hay elecciones. La vida sigue igual, y los trenes siguen pasando por encima, y nosotros por debajo... Por los siglos de los siglos, amén.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: