Paso atrás de Valladolid; llamativo aumento de casos este miércoles con la incidencia acumulada estable
Cyl dots mini

Paso atrás de Valladolid; llamativo aumento de casos este miércoles con la incidencia acumulada estable

La provincia ha registrado esta jornada más de 80 nuevos enfermos cuando desde hace semanas lo habitual era entre 20 y 50. Sea como sea, los hospitales siguen suficientemente despejados.

La incidencia acumulada en los últimos 14 se disparó este miércoles en Castilla y León, tras encadenar el cuarto incremento diario consecutivo, desde que el sábado pisara suelo, con 63,59 casos por cada 100.000 habitantes. El dato de hoy es preocupante, 84,18, es decir, 14 puntos más que este martes en la Comunidad, achacable a la entrada de la variante Delta y en paralelo con el dato de contagios, que hoy se han quintuplicado respecto a hace una semana, con 559 casos, el peor registro de los últimos cuatro meses y medio. Asimismo, la tasa a siete días se situó en 54,57 casos, casi 20 por encima de este martes, según los datos publicados por la Consejería de Sanidad.

 

La Comunidad se mantiene en riesgo medio para ambas tasas, pero ya se observa que este incremento afecta a varias provincias. Así, en la de 14 días están en riesgo bajo Segovia (27,37), Ávila (44,4) y Palencia (46,78). En las últimas 24 horas han pasado a medio, Salamanca (68,95) y Soria (50,63), categoría de riesgo en la que se mantienen Zamora (84,41), con la relevante cifra de 30 puntos más, León (141,53), 40 puntos más; Burgos (104,29); y Valladolid (75,45), que suben de forma más moderada.

 

En cuanto a la tasa a siete días pasa a riesgo alto León, con 96,84 casos por cada 100.000 habitantes, 40 más que ayer. Están en riesgo bajo Segovia (16,94), Ávila (21,56) y Palencia (23,7). Se mantienen en nivel medio Zamora (62,7), Salamanca (47,08), Burgos (71,3); Valladolid (41,8) y Soria (34,88). Todas ellas mostraron empeoramientos en las cifras.

 

Por fortuna, esta evolución aún no se ha trasladado a la presión hospitalaria. De hecho, las unidades de cuidados intensivos (UCI) de los hospitales de Castilla y León pasan de riesgo medio a bajo, al reducir la ocupación por enfermos de COVID-19 hasta el 9,82 por ciento, tres décimas menos que este martes y ya por debajo de la barrera del 10 por ciento. Sin embargo, se mantienen en riesgo alto Palencia, con un 20 por ciento de ocupación, Ávila, 22,2 por ciento, Soria, 21,43, y Burgos, 18 por ciento. En nivel bajo, León (7,61 por ciento), Segovia (6,45) y Valladolid (9 por ciento), mientras que están en nueva normalidad Salamanca (1,89 por ciento) y Zamora, donde no hay pacientes COVID en las UCI.

 

La ocupación de camas de hospitalización por casos de COVID-19 está hoy en el uno por ciento, seis centésimas menos que ayer, y en cifras de nueva normalidad. Los datos que facilita Sanidad indican que la tasa a 14 días para mayores de 65 años se sitúa en 16,13 casos, y a siete, en 7,82, en ambos casos, cerca de un punto más que ayer. La positividad global de las pruebas diagnósticas por semana está en el 5,08 por ciento, medio punto más. Asimismo, el porcentaje de casos con trazabilidad está en el 60,41, seis puntos menos que este martes.

 

Preocupa, y mucho, el índice reproductivo básico, que indica el promedio de personas que cada persona contagiada puede llegar a infectar, y que se dispara en la Comunidad por segunda jornada consecutiva, al pasar de 1,18 a 1,66. Todas las provincias superan ya la barrera del 1. Así, la que anota los peores guarismos es Zamora, con un índice del 3,06 que denota un incremento progresivo en las últimas jornadas, pues es casi el doble que el martes, cuando apuntó 1,64, y más del triple que el lunes (0,91). Por debajo, Salamanca (1,85), León (1,77), Burgos (1,44), Segovia y Soria (1,51 en ambas casos), Valladolid (1,31), Ávila (1,21) y Palencia (1,11).