Pasillo al 'Supercampeón'

La Santboiana hace el pasillo de campeón al VRAC. AYTO. VALLADOLID

El VRAC Quesos Entrepinares se impuso a la UE Santboiana gracias a una gran segunda mitad, en la que aprovecharon los errores de su rival (46-23) y conseguir así su séptimo título.

VRAC: Pacote Blanco, Castellote, Alberto Blanco, Sthor, Horn, Basso, Gavidi, Paila, Morchón, Fleki, Pedro de la Lastra, Griffiths, Alvar Gimeno, Guille Mateu y John Bell. También jugaron: Álex Alonso, Tomás Carrió, Joddy Allen, Leigh Thompson, Peisi, Miejimolle, Fede Castiglioni y Gabriel Vélez.

UE SANTBOIANA: Petit, Buira, Chichua, Puigbert, Fitzsimons, Joan López, Rubén Sanz, Afa Tauli, Albert Millán, Woodmass, Llevot, Martí Vicente, Federico Iván, Miqel Torres y Nil Baró. También jugaron: Paolo Ragazzi, Nicolás Francisquelo, Joaquim Delgá, Oriol Pujol, Josep Balsalobre, Jeremy Verguer, Jordi Vicente y Pau Barbero.

ANOTACIONES: 0-3, minuto 4: golpe pasado por Albert Millán; 0-6, minuto 10: golpe pasado por Albert Millán; 3-6, minuto 12: golpe pasado por Griffiths; 10-6, minuto 20: ensayo de Guille Mateu y transformación de Griffiths; 10-13, minuto 23: ensayo de Paolo Ragazzi y transformación de Albert Millán; 13-13, minuto 27: golpe pasado por Fleki; 20-13, minuto 35: ensayo de John Bell y transformación de Fleki; 27-13, minuto 52: ensayo de Paila y transformación de Tomás Carrió; 27-16, minuto 57: golpe pasado por Albert Millán; 34-16, minuto 62: ensayo de Pedo de la Lastra y transformación de Tomás Carrió; 41-16, minuto 72: ensayo de Gavidi y transformación de Tomás Carrió; 46-16, minuto 74: ensayo de Pedro de la Lastra; 46-23, minuto 80+1: ensayo de Rubén Sanz y transformacion de Woodmass.

ÁRBITRO: Iñaki Muñoz. Mostró tarjeta amarilla al local Miejimolle.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Supercopa de España, disputada en los campos de Pepe Rojo (Valladolid).

La Supercopa de España sigue llevando el nombre del VRAC, que conquistó la sexta consecutiva y la séptima de su historia en la mañana de este domingo. Los de Diego Merino fueron de menos a más y terminaron imponiéndose de manera clara a la UE Santboiana por 46-23.

 

El inicio fue un intercambio de golpes; de castigo en este caso. Albert Millán pasó los dos primeros para el conjunto catalán, que se colocó 0-6. Mientras, Griffiths no faltó a la cita y se unió a su especialidad para recortar la distancia a tres puntos. De nuevo, el pateador de la Santboiana gozó de una nueva acción para reponer la ventaja, pero erró.

 

Punto de inflexión en el partido, ya que el VRAC cogió aire y se vino arriba. Bien movida, paciencia en varias fases y apertura a la derecha para que Guille Mateu ensayara sin oposición. Casi pegado a la línea de banda, el objetivo era complicado para cualquier pateador, pero Griffiths es diferente. El británico cumplió con su último servicio para hacer el 10-6, ya que acto seguido abandonó el partido por lesión.

 

El primer tiempo estaba siendo entretenido, con dos equipos que tuvieron la zona de marca rival entre ceja y ceja. En una de las ocasiones, la Santboiana empujó y sacó el mayor provecho de un maul para que Paolo Ragazzi, que entró desde el banquillo por la lesión de Buira, respondiera con un ensayo. Fácil para Albert Millán, que esta vez no falló en línea recta (10-13).

 

Con Griffiths fuera de combate, el peso de las patadas recayó sobre Fleki. El vallisoletano estuvo a la altura y pasó un golpe para igualar el encuentro. El VRAC se vino arriba, sacó el pico y la pala e intimidó a su rival, al que mantuvo muy cerca de su línea de marca. John Bell cazó el oval y se convirtió en una serpiente para posarlo justo en la zona y lograr un ensayo que Fleki transformó.

 

El 20-13 relució en el marcador al descanso, una ventaja corta pero que hizo justicia a la igualdad que se vivió en la primera parte en Pepe Rojo. Eso sí, los catalanes salieron con ganas en la segunda porque solo tenían 40 minutos por delante para remontar la diferencia.

 

Pero los errores se pagan caros. La Santboiana cometió uno grave que desencadenó un nuevo ataque quesero cerca de la línea de marca. Los de Diego Merino salieron bien de la melé y Paila logró un importante ensayo. Tomás Carrió, que justo antes entró por Fleki, tomó la responsabilidad de las patadas y no perdonó en esta para colocar el 27-13.

 

Albert Millán volvió a pasar un golpe de castigo para ponerle emoción al choque, pero el VRAC se encargó de terminar con ella gracias a una rápida acción que culminó Pedro de la Lastra con una espectacular arrancada. Jugada perfecta, pues Tomás Carrió logró la transformación y puso el 34-16 en el marcador.

 

El conjunto catalán no estuvo nada fino y eso benefició en defensa y ataque. Kalo Gavidi se sumó a la fiesta y Pedro de la Lastra volvió a hacer gala de su rapidez para anotar dos nuevos ensayos, de los que solo transformó uno Tomás Carrió. Con el +30 (46-16), Pepe Rojo se convirtió en una fiesta, pues solo restaron cinco minutos para la conclusión.

 

Aunque la Santboiana tuvo la última palabra, con un ensayo de Rubén Sanz que transformó Woodmass con el tiempo cumplido para maquillar el resultado final y dejarlo en el definitivo 46-23. Así, el VRAC celebró su sexta Supercopa de España consecutiva y la séptima en su historia.