Parquesol se convierte en una improvisada pista de esquí

Un joven desciende con su tabla de snow por una de las laderas de Parquesol. 

La intensa nevada en la noche del martes cogió por sorpresa a la ciudad de Valladolid, que desde hace años no veía como un manto blanco cubría toda la urbe. La nieve que cuajó en cantidad, especialmente, en las zonas ajardinadas fue aprovechada por muchos para inmortalizar el momento en sus teléfonos móviles, pasear por las orillas del Pisuerga para disfrutar de la estampa o haciendo muñecos de nieve e incluso otras ingeniosas esculturas blancas.

 

Un joven quiso dar rienda a su pasión por el snow y, ni corto ni perezoso, se calzó sus botas y su tabla, y aprovechó una pendiente en una de las laderas de Parquesol, totalmente nevada, para hacer un espectacular descenso, que completó –incluso- con un acrobático salto. Este es el vídeo que circula por las redes sociales desde este miércoles.