Cyl dots mini

Paellada y Los Pichas para celebrar este primer de mayor "atípico", que se ubica entre dos elecciones

Los sindicatos preparan el primero de mayo.

Los sindicatos UGT y Comisiones Obreras exigirán poner fin a las desigualdades que vive el país y llevar a cabo "políticas progresistas" a través de una agenda social en la que primen las personas como principales reivindicaciones de un 1º de mayo "atípico" ya que se desarrollará en medio de dos procesos electorales, las recientes generales del domingo 28 de abril y las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo.

 

"Nosotros seguimos con nuestro libro, las reivindicaciones estaban preparadas, nos valen igual para un gobierno que para otro", ha aclarado al respecto el secretario regional de Comisiones Obreras, Vicente Andrés, en la presentación de las catorce manifestaciones que recorrerán las calles de las principales ciudades de Castilla y León bajo el lema 'La lucha continúa, + derechos, + igualdad , + cohesión. Primero las personas'.

 

Andrés ha coincidido con su homólogo en UGT, Faustino Temprano, en que tras la victoria de los partidos progresistas y de izquierda en las elecciones generales del domingo será necesario poner "el contador a cero" y derogar las reformas laborales del PP y del PSOE para poder avanzar ahora hacia un modelo productivo más avanzado y ajustado a las nuevas realidades del mercado laboral, como la economía colaborativa, las plataformas digitales y el fraude masivo a través de los falsos autónomos.

 

Los sindicatos han abogado para ello por un nuevo Estatuto de los Trabajadores y por modificar el artículo 42 del actual que regula las subcontratas y las externacionalizaciones para acabar con el actual binomio "externacionalización / precarización". A esto han añadido la necesidad de avanzar en igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres a través de medidas reales en las empresas donde ven las mayores dificultades para el cumplimiento de la ley.

 

UGT y CCOO reivindicarán también elevar a 1.000 euros mensuales el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y reformas estructurales como una fiscalidad "más justa y equilibrada" con la que paguen más los que más tienen para garantizar ingresos suficientes que permitan mantener y mejorar el estado de bienestar.

 

Por su parte, las reivindicaciones a la patronal regional, Cecale, pasan por un compromiso por mejorar su competitividad por la vía de la calidad de los servicios y de mayores inversiones en I+D y en digitilazación y no por los bajos salarios, ante el "inaceptable" incremento medio del 1,75 por ciento, frente al 2,25 por ciento del resto de la media nacional.

 

"Es una irresponsabilidad", ha reprochado Andrés a la patronal castellanoleonesa a la que ha recordado que parte del dinamismo económica viene por la vía del gasto y del consumo que hacen los trabajadores, para los que ha reivindicado más medidas de prevención y seguridad laboral y mejor formación.

 

No vamos a estar parados ni de brazos cruzados", ha sentenciado el sindicalista a quien ha secundado Temprano que, ante los postulados de partidos "excluyentes, populistas y retrógrados", ha aclarado que a los trabajadores no les ha regalado nadie nada por lo que no se van a "achicar" en defensa de sus intereses "pase lo que pase".

 

Temprano ha llamado a la participación de los trabajadores en las manifestaciones de este 1 de mayo para exigir medidas que permitan repartir la riqueza de un país en crecimiento y que ayuden a devolver los derechos. "Hay otra manera de encarar el futuro hacia un nuevo modelo productivo que cree empleo de calidad frente a empleos basura", ha reivindicado el sindicalista en un mensaje de "ilusión y esperanza" para acabar con la brecha salarial, avanzar hacia la cohesión social y territorial y reforzar el estado de bienestar.

 

"Hay que pasar de las palabras a los hechos. Los ciudadanos no pueden esperar, el futuro gobierno no les puede dar la espalda", ha sentenciado Temprano en la presentación de los actos de este 1 de mayo que concluirán en Valladolid con un fin de fiesta en el que se ha programado una paellada y el concierto de Los Pichas.