Cyl dots mini

Pacta dos años de cárcel tras traficar con 'coca' y hachís en La Rondilla

Cocaína. ARCHIVO

La rebaja de la condena obedece a que el fiscal del caso aplica al procesado la atenuante analógica de toxicomanía.

El varón de 42 años, A.M.C, acusado de dedicarse al tráfico de drogas -cocaína y hachís- en distintas calles del barrio de La Rondilla de Valladolid y los márgenes del río Pisuerga, ha pactado una condena de dos años de cárcel.

 

El juicio está previsto para este jueves en la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia de Valladolid, si bien el mismo quedará reducido a una mera comparecencia en la que el 'camello' dará el sí definitivo al pacto alcanzado con el fiscal para que la condena -el acusador público pedía inicialmente tres años y diez meses y 4.000 euros de multa- quede reducida a dos años y una sanción económica de 3.400 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

La rebaja obedece a que el fiscal del caso aplica al procesado la atenuante analógica de toxicomanía.

 

Su detención se produjo como consecuencia de las investigaciones realizadas por el Grupo VII de la Brigada de Policía Judicial ante las sospechas de que distribuía sustancias estupefacientes, fundamentalmente en La Rondilla y los márgenes del Pisuerga.

 

Fruto del dispositivo de vigilancia montado en los alrededores de su domicilio, en la calle Álvaro de Luna, los agentes pudieron observar hasta siete pases de droga entre noviembre de 2017 y marzo de 2018, hasta que el día 6 de ese último mes el Juzgado de Instrucción 1 autorizó una entrada y registro en su domicilio.

 

Entre las cantidades requisadas por los agentes en los distintos dispositivos de vigilancia como las incautadas en el inmueble del encausado suman un total de 15,33 gramos de heroína, con un valor de 3.353 euros, así como de 18,83 gramos de resina de hachís valorados en 103,38 euros, lo que suma un valor global de 3.456 euros.

 

En la vivienda también se halló una báscula de precisión, utensilios para la preparación de la droga y un total de 1.080 euros en efectivo, cantidad que procedía de la venta de sustancias, toda vez que el acusado no realizaba ninguna otra actividad.

Noticias relacionadas