Paco Herrera: "He jugado con fuego apostando a ser muy positivo, pero ha salido mal"
Cyl dots mini

Paco Herrera: "He jugado con fuego apostando a ser muy positivo, pero ha salido mal"

Paco Herrera, en la rueda de prensa de despedida del Real Valladolid. A. MINGUEZA

El ya exentrenador del Real Valladolid leyó un comunicado de despedida y, aunque en principio no iba a haber preguntas, finalmente accedió a explicar el desarrollo de sus últimas horas como blanquivioleta.

Tras 12 minutos, con pequeño debate incluido con los periodistas sobre si permitir preguntas en la rueda de prensa, Paco Herrera puso el último punto en el Real Valladolid. Lo hizo leyendo un comunicado en el que agradeció "el trato recibido por parte del presidente y trabajadores del club" y, finalmente, respondiendo a las cuestiones.

 

El entrenador aseguró que se marcha sintiéndose "parte del Real Valladolid" y porque cree que es "lo correcto". "Estoy orgulloso de los jugadores, por haber dado todo y más. Hemos tenido momentos difíciles y todos juntos las hemos superado. El equipo y yo nos vamos con el objetivo cumplido: agarrar el toro por los cuernos en verano y asentar las bases de crecimiento y estabilidad que se espera de un equipo con 18 jugadores nuevos", señaló.

 

En ese comunicado afirmó irse "tranquilo" porque "hay base suficiente para que la próxima temporada el club consiga el siguiente paso". Esta, apuntó, es "sólida, joven y ambiciosa". "Ha faltado nada para que mi objetivo se cumpliera. Deseo al Real Valladolid todo lo mejor. Mucha suerte y aúpa Pucela", concluyó.

 

Porque la meta personal de Herrera era jugar la promoción de ascenso. "Siempre dije desde el primer momento que si no nos metíamos en el paly-off, fracasaría", comentó. Y es que reiteró que la marcada por la entidad blanquivioleta sí se ha alcanzado.

 

El técnico confesó que "tenía tomada la decisión al 80% después del partido" ante el Cádiz. En la mañana de este mismo lunes se la ha comunicado al presidente. La despedida fue amarga, como todas, y el catalán aseguró que "aunque no lo pareciera", por dentro estaba "llorando".

 

 

Destacó a la plantilla y el "buen ambiente durante todo el año". "Nunca ha habido una ruptura de grupo", dijo con rotundidad. Su forma de dirigir al equipo ha dejado diferentes sabores y él mismo es consciente: "He jugado con fuego apostando a ser muy positivo, pero ha salido mal".

 

Pese a las informaciones que le sitúan en el Sporting de Gijón, Herrera aseguró no tener "nuevo proyecto". "Hace una hora he recibido una llamada de otro club que me está insistiendo", sentenció.

Noticias relacionadas