Pablo Fernández, "muy optimista" respecto al escaño por Valladolid, cree que se infla a Vox para alentar el voto al PSOE

E.P.

El secretario general de Podemos Castilla y León ha advertido también de que las elecciones del 10 de noviembre están "muy determinadas" por lo que va a ocurrir en España a partir del día siguiente.

El secretario general de Podemos Castilla y León, Pablo Fernández, se ha mostrado "muy optimista" respecto a la posibilidad de que Unidas Podemos consiga un escaño por la provincia de Valladolid fruto de una candidatura "plural, heterogénea y muy preparada" encabezada por Marta Santos y por Rocío Anguita en un perfil "claramente feminista".

 

"Estamos seguros de que en Valladolid vamos a recuperar la diputada", ha aseverado Fernández quien no ha dudado al afirmar que sería "tremendo" que la provincia vallisoletana vuelva a ser conocida en el resto del país por la extrema derecha de Vox, un partido al que se está "inflando", como ocurrió en las encuestas de abril según sus palabras, para alear los votos al PSOE, que, según ha advertido también está abonando el terreno para un posible pacto con PP y Ciudadanos.

 

En este sentido, ha defendido que la única forma de que el PSOE lleve a cabo políticas progresistas pasa por un Unidos Podemos "fuerte" que permita cerrar un gobierno de coalición y proporcional a los votos.

 

Fernández ha advertido también de que las elecciones del 10 de noviembre están "muy determinadas" por lo que va a ocurrir en España a partir del día siguiente, en referencia a los recortes que se tendrán que aplicar ante una previsible crisis económica que, de gobernar Unidas Podemos, pagarán "los de arriba" para fortalecer a "la mayoría social".

 

"Esta provincia bien merece tener una representación progresista", ha defendido Fernández quien se ha comprometido a "dar todo lo posible" en una campaña electoral "muy pegada al territorio" para que se pueda escuchar en el Congreso de los Diputados la voz de la despoblación y la voz de la transición ecológica.

 

Pablo Fernández ha sido tajante también al advertir de que a la gente le interesan "las cosas de comer", frente a los debates sobre Cataluña, para el que ha reclamado una Mesa de Partidos que favorezca una convivencia política y normal, o sobre Franco.

 

Por su parte, Marta Santos se ha comprometido a llevar al Congreso el "verdadero problema territorial" de la 'España vacía' que, según ha advertido, no afecta sólo a los pueblos sino que también se sufre en capitales como Valladolid que ya ha bajado de los 300.000 habitantes, a una media de 1.400 habitantes cada año desde 2010.

 

Santos, que ha reclamado soluciones distintas para poder conseguir resultados diferentes, ha defendido un "enfoque verde" para la industria de la automoción hacia un modelo "más sostenible", y un transporte sostenible por ferrocarril con especial atención al eje de cercanías entre Medina del Campo, Valladolid y Palencia.