Optimista De la Riva: “Ganaré las elecciones y seré absuelto”

El candidato a la Alcaldía por el Partido Popular, Javier León de la Riva, agradece al PP su confianza: "Creen en que soy la apuesta más segura para ganar las elecciones y confían en mi honestidad".

 

Las perlas del alcalde y candidato:

 

"Por la tarde recibí una llamada de Ramiro Ruiz Medrano, presidente del Partido, citándome a las seis en la sede y yo que soy muy disciplinado estaba a las seis menos cinco".

 

"Estamos todos contentos, porque los líderes de la oposición están encantados de que yo sea el candidato".

 

“¿Suplentes? No contemplamos que el candidato a la Alcaldía no pueda ser el alcalde”.

 

"¿Elecciones difíciles? Yo he tenido que enfrentarme a elecciones municipales donde parecía que el Prestige se hubiera hundido en el Pisuerga o la Guerra de Irak se hubiera desencadenado en el Campo Grande de Valladolid".

 

"Ante la indecisión yo estaba absolutamente tranquilo, pero no cómodo".

 

"Cuando llegué de la Opera me puse a contestar todos los mensajes de felicitación hasta más de la una de la madrugada":

 

"No voy a huir de la quema si pierdo las elecciones. Mi compromiso electoral es por cuatro años. Los que han salido huyendo no han sido del Partido Popular".

 

"No me he planteado ir a las Cortes, mi futuro político está en el Ayuntamiento de Valladolid. Lo más importante en política es ser el alcalde de tu pueblo, utilizar un Ayuntamiento como trampolín político jamás ha entrado en mis planes".

 

"¿Cortarme la coleta?. Yo no tengo coleta, ni sitio para tenerla; la coleta solo me gusta en los toreros". 

Javier León de la Riva, actual alcalde y -desde este miércoles- candidato a la Alcaldía vallisoletana por el Partido Popular, se muestra optimista. Está convencido de que ganará las elecciones y de que será absuelto en el juicio por desobediencia, que le llevará a sentarse en el banquillo un mes antes de los comicios.

 

El actual regidor ha recordado que comparece ante el juez “por un tema administrativo, nada que ver con corrupción, malversación o cosas raras". No contempla otra posibilidad que la absolución, por eso no quiere oír ni hablar de posibles "suplencias" si fuera inhabilitado. “Ni el PP ni yo no contemplamos que el candidato a la Alcaldía no pueda ser el alcalde”. De todas formas, dice que en el hipotético caso de que la sentencia fuera contraria, podría recurrir ante la Audiencia esa posible inhabilitación. 

 

Ante un buen puñado de periodistas, en una visita a unas nuevas medianas construidas en la avenida de Burgos, ha relatado los acontecimientos desencadenados en la tarde del miércoles, cuando el presidente provincial del PP Ramiro Ruiz Medrano le confirmó que era el elegido. “Tengo que dar gracias al PP provincial, al regional y a los órganos nacionales por confiar en mí. Ellos creen que, no solo soy la apuesta más segura para ganar las elecciones, sino que también he actuado de forma honesta”.

 

Ha comprometido su honor para reiterar una y otra a vez que aún no se ha hablado de listas, aunque dice que su idea es hacer “un mix entre experiencia y renovación”. León de la Riva, en una improvisada rueda de prensa, ha recordado que el PP ha ganado las siete últimas elecciones municipales en Valladolid y que tiene esperanzas de refrendar la mayoría abosluta.

 

Seguidamente ha dibujado el nuevo panorama político de cara a los comicios: “Hay un grupo de centro derecha fuerte y en ascenso que es el Partido Popular; uno de centro izquierda más débil y en descenso, que es el PSOE; dos plataformas a la izquierda; un grupo claramente a la derecha del Partido Popular (VOX) más minoritario y dos en que se sitúan en el centro-izquierda: UPyD, en declive según las encuestas; y Ciudadanos, con una fuerte implantación en Cataluña, y con un programa que en muchos temas se puede compartir con el del Partido Popular”, ha relatado.

 

El actual alcalde anuncia una campaña en la que no entrará “en descalificaciones, ni si quiera a contestarlas” y asegura que solo se centrará “en contra lo que hemos hecho en estos veinte años y, en concreto, en los últimos cuatro”. También certifica que no saldrá “huyendo de la quema” en caso de no ganar el 24 de mayo. “Mi compromiso electoral es por cuatro años”, ha dicho, quien tampoco se plantea un salto a otras instituciones porque “mi futuro político está en Valladolid y utilizar el Ayuntamiento como trampolín político jamás ha entrado en mis planes”.

Noticias relacionadas