Opel Insignia Sports Tourer: un familiar dinámico y funcional

La carrocería break de la berlina alemana se dejará ver en el próximo Salón Internacional del Automóvil de Ginebra. Los primeros pedidos se podrán realizar a finales de febrero.


 

El nuevo Insignia va a suponer un gran salto tecnológico y de calidad dentro de Opel. Respecto al anterior modelo, el nuevo es hasta 200 kilos más ligero, un peso que variará en función de la versión elegida -esta cura de adelgazamiento ha sido posible gracias a la utilización de materiales ligeros-. Además, la posición de los asientos es más baja, lo que contribuirá a una conducción más confortable y deportiva.

 

El portón es más compacto, algo que permite que cargar el coche sea más fácil. Por otro lado, la boca de carga también es más amplia, lo que facilita la introducción de los objetos más voluminosos. Lo mismo ocurre con la longitud del área de carga, que se ha aumentado en 97 mm, hasta los 2.005 mm, con los respaldos de los asientos posteriores plegados.

 

El maletero ofrece un volumen máximo de carga de 1.640 litros, una cifra que significa más de 100 litros adicionales sobre su antecesor.

 

Para hacer que las operaciones de carga y descarga sean lo más fáciles posible, el portón trasero puede ser abierto o cerrado sin necesidad de tocar el coche. Junto con el sistema de “Apertura y Arranque sin llave” un simple ligero movimiento del pie bajo el paragolpes trasero es suficiente para abrir el portón (la silueta del vehículo proyectada en el suelo indica la zona correcta). Otro movimiento del pie bajo el paragolpes trasero hará que el portón se cierre. Este inteligente sistema puede detectar cualquier posible obstrucción y detiene la maniobra en caso necesario.

 

Con el fin de aumentar el espacio de carga, el Insignia Sports Tourer ofrece opcionalmente los respaldos de los asientos traseros plegables en secciones 40:20:40, permitiendo una configuración más flexible del maletero. El asiento corrido trasero se puede plegar simplemente pulsando un botón situado en el maletero.

 

La altura del portón se puede programar previamente para evitar que pueda golpear, por ejemplo, si se aparca en un garaje con el techo bajo. Asimismo, para mejorar las cualidades prácticas y el confort de uso, este portón se puede abrir con el botón en la puerta del conductor o con el mando a distancia.