Nueve imputados en Valladolid por duplicar e incluso cuadruplicar el límite de alcohol al volante

La Guardia Civil de Tráfico ha imputado a nueve personas por conducir bajo los efectos del alcohol con tasas que duplicaban e incluso cuadruplicaban el máximo legal establecido.

La tasa más alta, que superaba en más de cuatro veces el límite, la registró un conductor que sufrió una salida de vía en la carretera N-601 a su paso por la localidad de Berrueces. En concreto, esta persona arrojó unos resultados de 1,11 y 1,13 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en las pruebas correspondientes.

 

También en la N-601, a la altura de Mojados, se imputó a una persona que dio positivo en un control de alcoholemia con una tasa de 0,98, el cuádruple del límite. Sin salir de esta vía, pero en el término de Zaratán, una persona arrojó en un control una tasa de 0,78, más del triple de lo máximo permitido.

 

Por otro lado, en la carretera CL-600, a la altura de Simancas, se imputó a una persona que dio positivo con unos niveles de 0,66 y 0,64 miligramos por litro respectivamente. En la carretera VA-113, término municipal de Santovenia de Pisuerga, se imputó a otra persona que conducía con unos niveles de alcohol de 0,61 y 0,62.

 

Asimismo, en la VA-514, a su paso Torrelobatón, se imputó a una persona que dio positivo tras verse implicada en un accidente de circulación en el que se salió de la vía, con unos resultados de 0,57 y 0,53 miligramos respectivamente.

 

En la carretera CL-600, en el término de Simancas se imputó a una persona que arrojó una tasa de 0,76 y 0,69 respectivamente, mientras que en la A-11, en La Cistérniga, se imputó a una persona que conducía con unos niveles de 0,94 y 0.91 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

 

Por último, en el casco urbano de la localidad de Villabrágima se imputó a una persona que dio positivo en un control tras atropellar a un ciclista que resultó herido leve. El imputado arrojó unas tasas de 0,46 y 0,44.