Nueve agentes de Policía Municipal serán los encargados de los drones patrulla de Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Nueve agentes de Policía Municipal serán los encargados de los drones patrulla de Valladolid

Imagen de archivo de un agente de Policía controlando un dron. TRIBUNA

Estos realizarán diferentes cursos a partir del día 20 de este mes, entre ellos de pilotaje o radiofonía

“Estamos avanzando con los drones, y el próximo paso es la formación de los miembros de Policía Municipal”. Las palabras del concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Valladolid, Alberto Palomino, dejan muy claro que los llamados drones patrulla ya están aquí. Si bien es cierto que se han hecho esperar –se habló de su uso para vigilar el desconfinamiento en mayo y junio y la realidad es que siguen sin estar en activo-, parece que por fin en pocas semanas la ciudad será testigo de este pequeño avance tecnológico en materia de seguridad.

 

De esta manera serán nueve los agentes que se atengan a estos cursos de aprendizaje, todos ellos de alto rango como son oficiales y subinspectores, y el día marcado en rojo en el calendario será el 20 de este mismo mes.  “Primero uno de conocimientos de aeronáutica y otro de protocolos de actuación con drones”, expone Palomino, quien aclara que “serán los primeros” y se complementarán con otros de pilotaje o radiofonista.

 

“Serán de jornadas intensivas de cinco horas en un día, de manera que tendremos que estudiar y contratar los siguientes. Preferimos dar pasos seguros a rápidos”, explica el concejal, dando a entender que pueden impartirse de manera rápida, pero deben estudiarse detenidamente para no dar palos de ciego.

 

DENTRO DE LO LEGAL

A estas alturas el Ayuntamiento ya tiene claro que la Policía Municipal contará con dos drones, “que se van a adquirir en breve”, con unos modelos concretos para los que también habrá otro curso de formación específico. 

 

Eso sí, el concejal de Seguridad quiso dejar claro algo que se ha repetido por activa y por pasiva desde que la ciudadanía tuvo conocimiento de que se usarían estos elementos voladores de vigilancia. “El uso no va a ser cotidiano, a todas horas, sino para momentos concretos en que haga falta", incide. Vamos, que se va a cumplir la legalidad en cuanto a su uso y será para cuestiones puntuales, como controlar manifestaciones o espacios grandes al aire libre.

 

“Que nadie piense que vamos a estar 24 horas al día vigilando con ellos. Esa no es la intención, ni mucho menos”, dice Palomino. “Queremos que empiecen a actuar cuanto antes, pero vamos a seguir el protocolo. Por ejemplo el otro día nos surgieron varias posibilidades en las que nos hubiera venido bien ya su uso, como cuando caen cascotes de una fachada”, pone como muestra. Pronto habrá noticias de su puesta a punto desde el Ayuntamiento.