"Nuestro gran esfuerzo es conseguir que todas las familias dispongan de 17 alimentos básicos"
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

"Nuestro gran esfuerzo es conseguir que todas las familias dispongan de 17 alimentos básicos"

Mediavilla y Vicente del Bosque en la entrega del Plato Solidario.

Jesús Mediavilla, presidente del Banco de Alimentos de Valladolid, se muestra orgulloso porque "cada vez hay más socios y eso nos ayuda a seguir trabajando para atender a los desfavorecidos".

La batalla contra la pobreza se libra desde muchos frentes, en muchos lugares. Y el Banco de Alimentos de Valladolid actúa incidiendo directamente en una de las necesidades básicas: combatir el hambre. Jesús Mediavilla es quien dirige la Fundación en la ciudad del Pisuerga y se marca un objetivo: "Nuestro gran esfuerzo es conseguir 17 alimentos básicos que no falten a ninguna familia, y especialmente a los niños".

 

Con la campaña de navidad a la vuelta de la esquina (en próximas semanas presentarán los detalles, con Eusebio Sacristán como padrino y con la intención de reunir 2.000 voluntarios) Jesús Mediavilla insite en que "cualquier ayuda será bien recibida y nos hace falta cualquier persona que quiera colaborar en la Gran Recogida". Todo para conseguir esos alimentos y que no haya un vallisoletano que carezca de lo básico.

 

Porque, ¿hay hambre en Valladolid? Mediavilla es claro. "Si llamamos hambre al no tener qué comer, posiblemente haya pocos. Pero una persona no puede comer siempre lo mismo, arroz o legumbres, y para que los niños se desarrollen de una forma equilibrada hace falta que reciban proteinas, vitaminas, y los alimentos básicos para que sean adultos sanos".

 

Precisamente la pobreza infantil preocupa. Los datos de Unicef en Castilla y León apuntan un 28% de riesgo de exclusión entre los menores y Mediavilla apunta a la importancia del empleo de calidad para combatir estos porcentajes: "Una familia no puede andar agobiada, sin trabajo o sin saber qué va a pasar cuando acabe su contrato. Sin posibilidad de ahorrar, ese sufrimiento les hace llevar una vida imposible". 

 

Y apunta a una realidad, que "hay gente que necesitándolo, no es capaz de pedirlo porque les da vergüenza". Desde el Banco de Alimentos, Mediavilla hace un llamamiento a todas esas personas: "Tenemos medios para no estigmatizar, porque lo último que queremos es eso, sino que queremos ayudar". Por último, y tras celebrar la Gala en la que la Fundación entregó sus premios 'Plato Solidario', Jesús Mediavilla se ha mostrado orgulloso: "Cada vez hay más socios y eso nos ayuda a seguir trabajando para atender a los desfavorecidos. Nos apoya mucha gente y nos sentimos muy arropados".