No, Valladolid no tendrá un parque de atracciones cuando mejore la situación Covid-19
Cyl dots mini

No, Valladolid no tendrá un parque de atracciones cuando mejore la situación Covid-19

Archivo. SERGIO SANZ

El convenio firmado entre el Ayuntamiento y la Asociación de Feriantes se refiere a las atracciones de todos los años en Navidad, distribuidas por las distintas zonas de la ciudad, y no al establecimiento de un parque.

Estos días ha circulado el rumor de que Valladolid contará con un parque de atracciones durante siete semanas cuando la situación del Covid-19 mejore. Sin embargo, esto no es cierto. El vicepresidente de la Asociación de Industriales Feriantes de la ciudad, Félix Galicia, explica que lo que se llevará a cabo, si la situación lo permite, será la instalación de las ferias por la ciudad en Navidad, como cada año.

 

El Ayuntamiento y la Asociación de Industriales Feriantes de Valladolid firmaron la semana pasada un acuerdo sobre la instalación de atracciones, pero no a modo de parque temático dentro de un recinto. Este convenio no es algo nuevo, sino el que todos los años firman los feriantes con el Consistorio para el periodo de Navidad. Un acuerdo que esta vez se ha retrasado debido a la crisis sanitaria.

 

Lo que se va a intentar hacer, explica Félix Galicia, es colocar las atracciones repartidas por la ciudad para que funcionen durante las fechas navideñas, sí que serán aproximadamente siete semanas, pero nada fuera de lo normal. “Como todos los años, la idea es montar siete u ocho aparatos distribuidos por Valladolid. En Zorrilla, al lado de Campo Grande, en las Delicias, en la Calle Mantería, San Benito…”, comenta el presidente de los Feriantes.

 

Serán las distintas atracciones que suelen alegrar los rincones de la capital castellanoleonesa cada año durante las fiestas navideñas. “Empezamos a mediados de noviembre y estamos hasta Reyes”. Las esperanzas están puestas en estas fechas, sin embargo, la incertidumbre con respecto a la situación futura y la crisis del coronavirus no deja ver nada claro por completo.

 

“Creemos que se puede controlar al estar los aparatos separados por la ciudad, al no haber afluencia de gente como en una feria. No creo que haya problemas para que funcionen, con medidas, esperemos que no haya problema, pero estamos a la espera de ver qué pasa”, añade Galicia.

 

Pues es mucho menos complicado poner en práctica las medidas de seguridad de esta manera, en aparatos individuales, que poner en práctica lo que la Junta exigía por ejemplo para el Real de la Feria, donde estos días de Fiestas de San Lorenzo las atracciones estarían en marcha.

 

“PEOR QUE ANTES”

Así llevan los trabajadores del sector desde la irrupción del Covid-19, “esperando” a ver qué ocurre y amagando su vuelta a la actividad, que parece que no llega. Los feriantes se han sentido estos meses “desamparados por las instituciones” y las distintas asociaciones están llevando a cabo distintas manifestaciones por todo el territorio español para hacerse oír.

 

El pasado uno de septiembre las asociaciones de feriantes de Castilla y León hicieron una cacerolada frente a las Cortes en Valladolid para pedir apoyo y ayuda a la Junta. Este apoyo, cuenta Félix Galicia, no parece llegar: “De momento seguimos peor que antes porque no podemos trabajar y las ayudas se nos han acabado, estamos todos al corriente del pago de autónomos y no cobramos nada”.

 

“Tuvimos una reunión con la Junta de Castilla y León y nos dijeron que nos iban a ayudar con dos millones de euros pero tampoco es del todo cierto”, explica el vicepresidente de la asociación vallisoletana. “Lo único que van a hacer cuando se apruebe es adelantarnos cuatro o cinco meses de autónomos. Y ahora estamos a cero, nos tenemos que dar de baja en autónomos pero claro, si te das de baja no puedes optar a esa ayuda”, añade Galicia.

 

“Es la pescadilla que se muerde la cola”, Félix lamenta la situación en la que se ve inmersa el sector y cuenta que el gremio se está “buscando la vida por todos los lados, el que no está de camarero está repartiendo, descargando, lo que sea, así estamos”. Recalca que los organismos siguen “sin hacerles caso” y apunta que en su caso, el alcalde de Valladolid es “el único que les ha apoyado un poco”.

 

Ante esta situación los feriantes de Castilla y León están barajando la posibilidad de movilizarse de nuevo, esta vez “con vehículos” por Valladolid. Aún no se saben fechas ni si se llevará a cabo o no con seguridad, pero el sector continúa haciendo fuerza para hacerse oír.

Noticias relacionadas