"No recuerdo nada": el argumento del autor del tiroteo en Castrillo-Tejeriego que ya está en la cárcel

Bar Maribel, en Castrillo-Tejeriego, donde se produjo el tiroteo.

Prisión incondicional y sin fianza decretada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid para el detenido que, asegura: "No recuerdo nada desde las tres de la mañana".

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, el detenido será investigado por un delito de asesinato, otro de tentativa de homicidio y dos delitos de lesiones.

 

El Juzgado de Instrucción 1, que se inhibirá al Juzgado de Instrucción 6, que es el competente para investigar la causa por la fecha en que ocurrieron los hechos, ha decretado este lunes el ingreso en prisión, provisional, comunicada y sin fianza de Manuel M.B, de 32 años.

 

El investigado, según han añadido las mismas fuentes ha declarado que no recuerda "nada desde las tres de la mañana" hasta que fue detenido.

 

El autor del tiroteo registrado durante la madrugada de este domingo en Castrillo-Tejeriego (Valladolid), con un balance de un muerto y tres heridos, permanecía desde entonces en los calabozos de la Comandancia de Valladolid, a la espera de comparecer en sede judicial, trámite que, se ha producido a primera hora de la tarde de este martes.

 

Tras ello, con el auto de prisión, será trasladado hasta el Centro Penitenciario de Valladolid en situación de prisión provisional comunicada y sin fianza.

 

El tiroteo se produjo en el interior del bar Maribel, donde el ahora detenido sostuvo una discusión con un grupo de clientes, cuyo fondo no ha trascendido, y después de abandonar el local y pasar por casa para hacerse con una escopeta de caza regresó y comenzó a disparar a quienes allí se encontraban, el fallecido, Félix C, de 46 años y natural de Esguevillas de Esgueva; el propietario del bar, de 53, y otros dos vecinos, de 50 y 51 años, que se recuperan de sus lesiones.

 

El autor de los disparos, hijo del exalguacil del Ayuntamiento de Castrillo-Tejeriego, fue detenido horas después en las inmediaciones de su domicilio del barrio de Delicias, en la calle Arca Real, aunque entonces no portaba el arma homicida, para la que contaba con los permisos en regla pese a contar con un antecedente por un delito menor cometido hace unos diez años, concretamente por amenazas e injurias sobre un concejal de la corporación.

 

Horas después del trágico suceso, la subdelegada del Gobierno en Valladolid, Helena Caballero, compareció ante los medios en la localidad y entonces tan sólo pudo hablar de un "cruce de cables" en respuesta a las preguntas de los periodistas sobre el móvil del crimen o trasfondo de la discusión entre él y el grupo de clientes del bar.

 

Noticias relacionadas