"No me sorprenden las críticas porque los déspotas suelen matar al mensajero"
Cyl dots mini

"No me sorprenden las críticas porque los déspotas suelen matar al mensajero"

Manuel Nuñez es un economista, experto en marketing y demoscopia que, entre otras posiciones, ocupó una vicepresidencia para Europa en Ipsos, líder mundial en estudios de mercado. Es responsable de más de 200 estudios con cientos de miles de encuestados y ha sido el director de la encuesta sobre el soterramiento del ferrocarril en Valladolid para TRIBUNA VALLADOLID que le ha generado numerosas críticas en las redes sociales.

PREGUNTA- ¿Ha sido una encuesta complicada?

 

RESPUESTA- Al contrario. La encuesta ha sido fácil, corta, y con una pregunta clara, que daría un resultado similar todas las veces que se hiciera (en un entorno temporal próximo).

 

P- Otras encuestas en la ciudad sobre el mismo tema daban casi 20 puntos más a favor del soterramiento que la que usted ha realizado para TRIBUNA VALLADOLID. ¿Por qué esta diferencia?

 

R- La encuesta de los veinte puntos era online y abierta, lo que significa que entraba a participar la gente interesada en el tema, de la cual, casi todos estaban a favor del soterramiento. ¿Quién podría estar en contra? Nuestra encuesta, además, estaba segmentada de forma rigurosa, por edad y género, y las llamadas fueron aleatorias. Esto implica que hay mayores posibilidades de encontrar indiferentes -debido, posiblemente a su lugar de residencia dentro de Valladolid-, o contrarios -bien por motivos ideológicos, o por la idea de que es una solución demasiado cara-. Aún con todo esto, el 70% de los encuestados se mostró partidario de ejecutar el soterramiento. Y la muestra investigada fue suficientemente representativa.

 

P- ¿Le sorprenden los ataques que ha recibido en redes sociales desde diferentes círculos vinculados al Ayuntamiento de Valladolid a causa de esta encuesta?

 

R- Sí y no. Sí porque, como ya he dicho, difícilmente se pueda estar en contra del soterramiento, salvo porque se piense que es inviable económicamente, o por intereses ideológicos que nada tienen que ver con el soterramiento y sus consecuentes ventajas para Valladolid y sus ciudadanos. Apartando esto, no, no me sorprenden las críticas porque los déspotas suelen matar al mensajero. En lugar de observar el problema y actuar para solucionarlo, ellos prohíben hablar de él. Estas actitudes me recuerdan una anécdota con Castro, en la que un periodista cubanoamericano que trabajaba para un prestigioso medio norteamericano le preguntó por el arresto domiciliario en el que tenía a la neurocirujana Hilda Molina, Directora del Centro Internacional de Restauración Neurológica de Cuba, por su actitud crítica con las decisiones del régimen en su área de competencia. Por toda respuesta, Fidel Castro le preguntó al periodista “¿A ti quién te paga?” Y acto seguido le apagaron el micrófono al periodista y lo sacaron del sitio a la fuerza. Pues a mí, en este caso, me paga TRIBUNA VALLADOLID.

 

P- Del entorno de la izquierda le han descalificado a usted en redes diciendo que es el hombre del Observatorio de Servicios Urbanos, que criticó la remunicipalización del servicio del agua en Valladolid.

 

R- Ya me gustaría. Mi oficina es un consulting de proyectos y análisis. Eventualmente, realizamos encuestas pequeñas o medianas, porque para realizar miles de encuestas en pocas semanas harían falta los recursos con los que cuentan grandes empresas. Los barómetros nacionales de OSUR los han hecho siempre Ipsos o Time Consultants, empresas con las que no podemos competir en plazo, más que en trabajos pequeños o medianos. Las características de esta encuesta se ajustaban a nuestras capacidades, razón por la que asumimos este trabajo para TRIBUNA VALLADOLID.

 

P- Aclare, por favor, que esta encuesta no ha sido su primer trabajo para TRIBUNA.

 

R- No. Empecé a colaborar con la intención de hacer minería en las tripas del CIS, en lo referente a Castilla-León. Las encuestas del CIS son, con mucha diferencia, las más importantes de España. La cantidad de encuestados, y la variedad de temas por los que se pregunta, son un extraordinario fondo documental sobre el que trabajar para conocer las opiniones de los españoles, también con segmentación territorial. Históricamente, el CIS mostraba las tripas de sus encuestas a los dos meses de haber sido realizadas. Por estas razones, empezamos a analizar esas tripas desde la perspectiva de Castilla-León para TRIBUNA GRUPO. Pero sucedió que, desde la llegada de Tezanos, la exposición pública de los datos empezó a retrasarse, hasta perder vigencia. Es una pena porque en esas encuestas hay mucho más que la intención de voto, lo que pasa es que la ocultación de la cocina en esa parte de la encuesta ha impedido sacar partido al resto, que no tiene cocina de ningún tipo y cuyo análisis no supone ningún riesgo para el gobierno. Y ya fuera del marco de mi profesión, como leonés he escrito algún artículo sobre temas de la comunidad que me conciernen. Me interesa lo que se pueda hacer para evitar el vaciamiento de Castilla y León.