Cyl dots mini

No, la Junta no va a confinar Valladolid, al menos todavía; así lo dicen los datos

Corre por Whatsapp y redes sociales la certeza de que se va a cerrar la ciudad y, dentro de los tres parámetros para hacerlo, el de incidencia por cada 100.000 habitantes está lejos de ello

Los rumores se han disparado en los últimos días. Mensajes y mensajes de Whatsapp, publicaciones y publicaciones en redes sociales, que dicen textualmente que “tras Palencia y León, ahora le toca a Valladolid. Se puede imaginar a qué se refiere. Todos estos comunicados hablan de un posible confinamiento, al que desde el pasado viernes se está enfrentando Madrid y que también están viviendo otros municipios de la provincia como Pedrajas, Íscar, Medina del Campo, El Carpio o el recién salido Pesquera.

 

Vamos a empezar por el final; no, la ciudad de Valladolid no va a ser confinada, no al menos en el corto plazo. La situación está muy lejos de ser la mejor, desde luego, pero los datos dejan a las claras que todavía no hay motivos suficientes para echar la cadena y el candado. Y es curioso que todos estos mensajes hayan surgido esta semana, cuando la ciudad contaba con números bastante más críticos la semana pasada y, por tanto, estaba más cerca del encierro.

 

Los parámetros que se establecieron desde el Gobierno central para todas las Comunidades Autónomas, y para los que la Junta de Castilla y León votó a favor hace unos días, son tres concretamente; incidencia acumulada en los últimos catorce días por cada 100.000 habitantes, el porcentaje de test PCR positivos en los últimos catorce días y la ocupación de camas UCI en los hospitales correspondientes.

 

Cada uno de estos parámetros tiene sus particularidades y sus requisitos para cumplirse. El primero, el de la incidencia por cada 100.000 habitantes, es la que ‘salva’ a día de hoy a Valladolid. El límite es de 500 personas por cada 100.000, y según los datos facilitados por la Junta este mismo miércoles, el número es de poco más de 370 (370'06). Es curiosa esta alarma social cuando la semana pasada se sobrepasaron sobradamente los 400 y se estuvo mucho más cerca de cumplir las tres premisas.

 

Las otras dos, para desgracia de la ciudad, sí están sobrepasadas con creces. El porcentaje de PCR positivos era este miércoles de 18,61%, es decir, casi un positivo por cada cinco personas, mientras que la línea roja está marcada en un 10%, solo uno de cada diez.

 

El tercer y último dato para decidir si se cierra o no una ciudad de más de 100.000 habitantes es la ocupación de camas UCI. La ciudad tiene aquí el dato disparado, con un 80%, cuando el límite es del 35%. Bien es cierto que la apertura del antiguo hospital en Rondilla, cuyas obras estarán terminadas en unos días, permitirán aliviar en cierto modo este aspecto pero todavía es difícil saber hasta qué punto porcentual.

 

El mensaje es claro; desconfíe de rumores y mensajes infundados en sus redes o por Whatsapp. La situación de la ciudad sigue siendo mucho peor que hace unos meses, y es importante seguir cumpliendo absolutamente todas las precauciones sanitarias para que los números mejoren, pero no, la Junta no va a confinar, no al menos todavía, Valladolid.