Nissan Juke dCi 110 CV Tekna: Diversión asegurada

El modelo japonés se plantea como la opción más original y deportiva dentro de los SUV urbanos.

El Nissan Juke no es de ese tipo de modelos que trata de contentar a todo el mundo. Se trata de ese tipo de coches que está destinado a una clientela que valora, por encima de todo, un diseño atrevido y original. Si además le sumamos un buen motor diésel y un chasis que anima a divertirse, la fórmula es sumamente apetecible.

 

De su exterior, cabe destacar las luces diurnas de LED de doble intensidad y proyectores de xenón para aumentar la visibilidad. Los retrovisores exteriores se han modificado para situar en sus carcasas los intermitentes laterales de LED, así como las cámaras del sistema de Cámara de Visión 360 o en las versiones que lo equipen. En la zaga, la tecnología LED también está presente en los grupos ópticos.

 

Su gama de llantas es muy completa, destacando, las que responden a la medida de 18 pulgadas, que permiten dar al Juke un salto de calidad para ganar en deportividad.

 

De la misma manera que el diseño exterior, el habitáculo tiene un diseño muy especial que se desmarca de lo que podemos encontrar en un modelo equivalente de su misma categoría. Si se le añade uno de los paquetes de personalización interior, el habitáculo puede tener un aspecto aún más atractivo. La consola central, las contrapuertas y otros elementos pueden colorearse en rojo, blanco, negro e incluso en un brillante tono amarillo. Por otra parte, dependiendo de la versión, existen dos tapicerías para los asientos -confort y sport- y tapicería de piel para las versiones superiores.

 

MÁS DEPORTIVO Y DIVERTIDO 

 

El motor diésel de 110 CV y 1,5 litros de cilindrada se acopla a la perfección a este modelo. Con una caja manual de seis velocidades, este motor sorprende por lo bien que responde desde la parte más baja del tacómetro, y por lo bien que rinde en la parte media y alta del mismo. Gracias a este motor, el Juke se muestra como un vehículo muy ágil y reactivo cuando queremos obtener la mejor aceleración posible.

 

El gasto del carburante puede llegar a ser ridículo. En carretera, respetando las limitaciones de velocidad, llegamos a obtener una media por debajo de los 5 litros a los 100 kilómetros, un dato que deja muy claro lo buena que es esta motorización.

 

La caja de cambios manual de seis velocidades ofrece unos desarrollos y escalonamiento sobresalientes. Además, al igual que los pedales y la dirección, el tacto es magnífico, ofreciendo unos recorridos muy cortos y un guiado que nos permite manejarla con rapidez y suavidad.

 

En marcha, es un coche que resulta ágil y divertido, tanto en carretera como en ciudad. El magnífico tacto de los mandos de control y la sobresaliente puesta a punto de la suspensión, permiten que este coche sea efectivo y divertido a partes iguales. Además, la carrocería apenas balancea en los apoyos más fuertes y el tren delantera entra perfectamente en curva, ya sea rápida o lenta.

 

EQUIPAMIENTO DE SEGMENTO SUPERIOR 

 

El Nissan Juke ofrece de serie en todas las versiones elementos como las luces diurnas de LED, radio CD con toma AUX-In, indicador de cambio de marcha para promover una conducción más eficiente y control de presión de neumáticos. Las versiones Visia 1.5 dCi y 1.6 Pack añaden llantas de aleación, aire acondicionado, ordenador de a bordo y asiento del conductor con regulación en altura.

 

Las versiones Acenta añaden faros antiniebla, llantas de aleación de 17 pulgadas, climatizador, mandos de audio al volante, conectividad Bluetooth para teléfonos y aparatos de audio portátiles, control de velocidad de crucero con limitador, Sistema de Control Dinámico e inserciones cromadas en el habitáculo.

 

Por último, las versiones Tekna añaden retrovisores plegables eléctricamente, sensores de encendido automático de faros y limpiaparabrisas, acceso y arranque sin llave (i-Key) con botón Start/Stop y la última versión del sistema NissanConnect con cámara de visión trasera, Cámara de Visión 360 o y Escudo de Protección Inteligente.