Nava mejora la seguridad de la travesía en la CL-602 con una inversión de 114.000 euros

Las obras han sido costeadas por el Ayuntamiento, la Junta de Castilla y León y la Dirección General de Tráfico y han dotado a este tramo urbano de todos los medios necesarios para reducir la velocidad de los vehículos y garantizar la seguridad de los peatones.

La travesía de la carretera CL-602 en Nava del Rey ha sido dotada de diversas señalizaciones y medios de seguridad destinados a reducir los riesgos para los peatones mediante señales de radar eléctricas para la reducción de la velocidad de tránsito de los vehículos que circulan por ella, nuevos pasos peatonales señalizados y la mejora de las aceras.

 

La actuación llevada a cabo en este tramo de carretera ha supuesto una inversión total de 113.860 euros, sufragados por el Ayuntamiento, con 16.000 euros; la Junta de Castilla y León, con 37.789 euros, y la Dirección General de Tráfico, que ha aportado 59.981 euros. El alcalde de Nava del Rey, Guzmán Gómez, el delegado territorial de la Junta, Pablo Trillo, y el subdelegado del Gobierno, Luis Antonio Gómez, han visitado hoy la travesía y se han felicitado por el resultado de esta actuación y por la mejora que supone para la seguridad del tránsito de los peatones de este municipio.

 

La travesía de Nava del Rey, situada entre los kilómetros 40 y 42 de la carretera CL-602, soporta una alta intensidad de tráfico y se había constatado un exceso de velocidad de los vehículos que transitan por ella. Para atajar los riesgos que ello supone para los peatones, la Junta de Castilla y León ha instalado una nueva señalización horizontal y vertical que incluye las señales de radar eléctricas indicadoras de la velocidad de paso, nuevas señales de peligro sobre paneles y la sustitución de señales viejas por otras de alta retroflexión.

 

Asimismo, se la ha provisto de una señalización horizontal con una pintura mucho más duradera, se han instalado marcas especiales en el pavimento que transmiten una sensación de estrechamiento y se han repintado las marcas viales existentes.

 

La Dirección General de Tráfico ha colocado semáforos en dos pasos de peatones, uno en la ruta peatonal que cambia de un margen a otro de la carretera en la entrada desde Medina del Campo y otro a la entrada desde Salamanca, para proteger a los alumnos, padres y usuarios del colegio público y el tanatorio ubicados en ese acceso al municipio. Los pasos de peatones llevan igualmente un semáforo de preaviso a 100 metros de los cruces. Por su parte, el Ayuntamiento ha eliminado las barreras arquitectónicas, ha adecuado la pavimentación y ampliado las aceras y las ha vallado para conducir a las personas hacia los pasos de peatones.