Nace una iniciativa para conservar el patrimonio ferroviario de Valladolid

La asociación Ferrocarriles del Duero propone la conservación de instalaciones ferroviarias del antiguo depósito de locomotoras de Valladolid para contar con un centro en el que se restaure y exponga material ferroviario de la Comunidad y recuperar un patrimonio único en España y de los más completos de Europa.

Además, el proyecto denominado 'Depósito Taller Campo Grande' contempla la posibilidad de una escuela taller y un recurso turístico que de abrirse al público sería autosuficiente económicamente, según la asociación, que entre sus objetivos se plantea operar trenes históricos que puedan surgir en la Comunidad.

 

Así lo han explicado varios miembros de Ferrocarriles del Duero --que forma parte de la Agrupación de Ferrocarriles Históricos Españoles (AFCHE) y bajo la denominación en la que se integran seis asociaciones de la Comunidad--, entre ellos el presidente de la misma y de la AFCHE, Eugenio Moreno, o el catedrático de Proyectos Arquitectónicos de la Universidad de Valladolid Eduardo González Fraile.

 

Moreno ha detallado un proyecto que tiene como objetivos conservar la función ferroviaria del depósito de locomotoras, con un báscula y las naves de Montaje de los talleres de Renfe y recuperar el taller de restauración que actualmente tiene la Asocación Vallasoletana de Amigos del Ferrocarril (Asvafer), que podría desaparecer con el abandono de sus actuales instalaciones en La Esperanza.

 

Esta labor, que ahora se centra en una locomotora de vapor, supone unas 4.000 horas de trabajo al año, ha señalado Eugenio Moreno, quien ha insistido en que el taller sería de carácter regional y, si no se hace en este espacio, podría perderse.

 

Además, podría servir para ubicar buena parte del material ferroviario (locomotoras, vagones, etcétera) con el que cuentan las asociaciones, más de 80 vehículos, e incluso abrir algún día a la semana y no sólo durante siete días como hace Asvafer en Valladolid durante las fiestas en una exposición que tiene "gran éxito" (lleva más de 25 años), pero con algo mejorado y ampliado.

 

NECESIDAD DE UN TALLER

 

La idea serviría tanto para la exposición como para tener un lugar donde llevarse a cabo una restauración de material, algo a lo que se dedican voluntariamente las asociaciones, sobre lo que hay una demanda nacional y además contaría con conexión con la red ferroviaria.

 

En cuanto a los edificios, la báscula tiene la característica de, además de estar catalogada, que permite "pesar" las locomotoras incluso por ejes, mientras que la nave 1 de Montaje, por ejemplo, es una "auténtica catedral del ferrocarril histórico", ha explicado Moreno, que ha añadido que por eso se plantea su conservación tal y como está.

 

Sin embargo, en el actual Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) quedarían sin conexión, algo que el colectivo propone solucionar con un puente giratorio actualmente ubicado en el Polígono de Argales (en el Centro Tecnológico de Vía) que está "entero" y que sólo tendría que limpiarse, trasladarse y montarse, para lo que ya han hablado con Adif, que vería con "buenos ojos" su cesión.

 

Además, también se propone la conservación de una caseta que está catalogada y que se encuentra en el acceso a los talleres por la pasarela de Campo Grande, lo que es una "auténtica joyita" que proponen como acceso a este conjunto como una "puerta de honor" y homenaje a todo el mundo ferroviario que en 150 años ha trabajado en estas instalaciones.

 

Asimismo, se abre la posibilidad a que quedara un tramo de vía de unos 700 metros aproximadamente que podría dedicarse a un tren histórico para dar "juego" al espacio expositivo.

 

Entre las ventajas económicas, Moreno ha señalado que la inversión que habría que llevar a cabo sería "significativamente inferior" a la que habría que hacer para dar cualquier otro destino a estas instalaciones, aunque en el caso de la nave de Montaje no habría que hacer nada, y el mantenimiento sería gratuito por parte de voluntarios.

 

ACTUACIÓN "URGENTE"

 

Lo más urgente sería cubrir el depósito de máquinas, único en Europa, que se arruina "de forma acelerada", según el proyecto, que aboga por una cubierta de "urgencia" que ha valorado en algo más de 90.000 euros, única estimación económica que se ha realizado por el momento.

 

Desde el punto de vista patrimonial, el presidente de FCD ha señalado que se crearía un espacio ferroviario de arquitectura "único en España y de los más completos de Europa" que ayudaría a salvar además un patrimonio ferroviario con el que cuentan las asociaciones que está "en precario" o que corre peligro de desaparecer.

 

A este respecto, el catedrático de Proyectos Arquitectónicos Eduardo González considera "triste" que esté en peligro esta infraestructura, cuando podría ser declarado Patrimonio Nacional o de la Humanidad, ya que comprende edificios desde la llegada del ferrocarril a Valladolid (1856 en adelante). Se trata, ha agregado, de patrimonio que fue "de vanguardia" en su momento, construido por ingenieros franceses, del que hay poco en Europa, una "herencia" que en cualquier otro sitio estaría conservado.

 

Precisamente Eugenio Moreno ha señalado que trabajan con Patrimonio y el Ayuntamiento para que el antiguo depósito, al menos la parte más antigua, pudiera declararse Bien de Interés Cultural (BIC).

 

Otras ventajas de carácter social, según Moreno, sería la posibilidad de hacer una escuela taller que permitiría la creación de empleo porque hay demanda de restaurar en toda España y no está bien atendido por voluntarios que lo hacen "gratis", por lo que se trata de potenciar esta labor. Desde el punto de vista cultural, considera que habría un atractivo turístico todo lo que se refiere a la exposición.

 

Moreno ha defendido que el proyecto llega a tiempo, es posible tras renunciarse al soterramiento, y ya se ha presentado tanto a la Junta como a los grupos municipales y más concretamente al concejal de Urbanismo, Manuel Saravia. "La recepción no puede ser más favorable", ha indicado, tras lo que ha añadido que en todas partes han encontrado "verdadero interés y aceptación" a una infraestructura que las asociaciones ven "necesarias" para su labor.

 

UNIÓN DE ASOCIACIONES

 

Ferrocarriles del Duero está integrado por la Asociación Ferroviaria Zamorana, las asociaciones leonesa y vallisoletana de Amigos del Ferrocarril (ALAF y Asvafer, respectivamente), la Asociación para la recuperación de Material Ferroviario (Arpafer), la Asociación Venteña de Amigos del Ferrcarril (Avenfer) y Tod@vía Asociación de Frontera por una Vía Sostenible, de La Fregeneda (Salamanca).

 

FCD pertenece a la AFCHE y tiene como objetivo revalorizar en todos los sentidos (patrimonial, expositivo y funcional) los cerca de 90 vehículos ferroviarios históricos de que disponen, para lo que pretenden servir de interlocutor único con las instituciones de la Comunidad, en particular la Junta de Castilla y León.

 

Además, entre sus fines está el de convertirse en el operador de los ferrocarriles históricos que se puedan instalar en esta zona geográfica y encargarse de la interlocución con Adif y Renfe para la organización y desarrollo de trenes históricos.

 

Noticias relacionadas