Nace la Mesa de Garantía Juvenil para coordinar todas las iniciativas del Plan que atiende a 12.000 jóvenes en la provincia

El director del Instituto de la Juventud, Eduardo Carazo, ha presidido en Valladolid la apertura de la Mesa de Garantía Juvenil de Valladolid, que reúne a instituciones, organizaciones y colectivos.

La provincia vallisoletana ha estrenado este lunes la Mesa de Garantía Juvenil de Valladolid cuyo principal fin es “coordinar y garantizar la implantación y el desarrollo del programa de garantía juvenil”, tal y como ha explicado el director del Instituto de la Juventud, Eduardo Carazo, que ha presidido la puesta en marcha de este foro, junto al diputado provincial, Conrado Íscar, y al concejal del Ayuntamiento de Valladolid, Alberto Bustos.

 

Se trata de coordinar todas las iniciativas del Plan de Garantía Juvenil que en la provincia de Valladolid cuenta con más de 12.000 jóvenes inscritos de entre 16 y 30 años en situación de desempleo. “Era necesario poner en marcha un foro de coordinación en el que todos los agentes tengan representación”, dice Carazo quien define este organismo como “abierto” a aquellos colectivos que quieran participar.

 

“Por el momento ya cuenta con la participación de Junta, Instituto de la Juventud, Ecyl, Diputación de Valladolid, Ayuntamiento, dirección provincial de Educación, Cruz Roja, sindicatos, cecale, Cámara de Comercio o Don Bosco, entre otros”. Eduardo Carazo ha querido remarcar que este programa no solo es para jóvenes sin formación, sino para personas con distintos perfiles y ha destacado que hay medidas de diverso ámbito: “formación, con gran abanico de actividades; ayudas a la contratación y prácticas; programa de movilidad europea y programa de autoempleo. Además existen ayudas pasivas a la contratación, con bonificaciones para las empresas que contratan a jóvenes que estén inscritos en Garantía Juvenil”.

 

Por su parte, el concejal de Deportes, Juventud y Participación Ciudadana, Alberto Bustos, ha asegurado que el “gran problema de los jóvenes en esta Comunidad es la emancipación” y aunque cree que esta Mesa de Garantía Juvenil “no va a ser una solución mágica” sin duda “ayudará”. Dice Bustos que esta iniciativa tiene dos aspectos muy positivos. “Por una parte la coordinación de esfuerzos viene a sumar y, lo que es lo más importante, hay una apuesta de la sociedad civil por implicarse en este proyecto”.

 

Por su parte, el diputado Conrado Íscar cree que esta Mesa ofrecerá ayuda “para que la información pueda ser más precisa y clara, que es en lo que normalmente la administración falla”.