MyWigo Valladolid cae ante Breogán dándolo todo y se despide del play off (76-86)

Parte de la plantilla, pensativa, tras el final de la eliminatoria. A.MINGUEZA
Ver album

Los chicos de Fisac lo intentaron hasta el final y el público lo agradeció al término del partido, pero no habrá posibilidad de ascenso a ACB.

Ficha técnica:

 

MyWiGo Valladolid (76): Uriz (14), Pino (12), Rakocevic (14), Stobart (1), y Uclés (5) –quinteto inicial- Montañez (9), Alvarado (3), Arranz (0), Koyanouba (0), De la Fuente (16),  Astilleros (2) y Lucas (-).

 

Ribeira Sacra Breogán (86): D.López (9), A.López (20), Matulionis (14), Mc Ghee (6) y Van Wijk (12) –quinteto inicial- Chapela (-), Mortellaro (4), Llorca (16), Samb (5), Lee (0) y Sergio Sánchez.

 

Parciales: (19-20) (22-24) (11-18) (24-24)

 

Árbitros: Terreros San Miguel y Quintas Álvarez.

 

Incidencias: Partido correspondiente al cuarto encuentro de semifinales de Play Off disputado en el Polideportivo Pisuerga ante 3.000 espectadores.

Los morados, conscientes de que hoy se lo jugaban todo, derrocharon trabajo y pundonor pero no pudieron imponerse al Ribeira Sacra Breogán Lugo, que hizo buena su renta a favor en la serie, y con el triunfo de esta tarde por (76-86) pasa a la final donde se medirá al Club Ourense Baloncesto. El final del choque fue más que emotivo con las gradas de Pisuerga en pie ovacionando y agradeciendo al equipo la temporada ofrecida.

 

Todo o nada. Con esa idea reinando en el ambiente del Polideportivo Pisuerga, tras la derrota del pasado viernes que le dio el 2-1 a favor a los gallegos, arrancó el que podía ser, y finalmente fue, el último encuentro de la temporada para el MyWiGo Valladolid. Fisac conformó un quinteto inicial formado por Uriz, Rakocevic, Pino, Uclés y Stobart.

 

No fue hasta un minuto y medio de partido transcurrido cuando Stobart inauguró el marcador con un tiro libre (1-0). Antes de llegar al ecuador del primer cuarto, el ambiente ya estaba caldeado por varias decisiones discutibles del conjunto arbitral. Con algo más de 4 minutos por delante, Fisac dio entrada a Edmond Koyanouba para rebajar la ofensiva interior de Mc Ghee. Los instantes siguientes, el encuentro siguió con la misma dinámica de intercambio de canastas para los dos equipos. Al final, Breogán acabó el primer periodo por encima en el marcador con un 2+1 de Alex López (19-20).

 

El segundo cuarto volvió a comenzar con lanzamientos errados hasta que Óscar Alvarado puso el (21-20) con una canasta que culminó un buen contraataque morado, algo que repitió segundos después Sergio de la Fuente para poner el (23-20). En estos momentos de partido, se vio que el MyWiGo Valladolid estaba mucho más metido en el encuentro que su rival, tanto en ataque como en defensa, peleando cada balón hasta el extremo. A partir de ahí, hubo una sucesión de tiempos muertos solicitados por ambos técnicos, aunque sus instrucciones favorecieron momentáneamente más a los visitantes con un parcial a favor de 4-7. Sin embargo, segundos antes del fin de cuarto, Pino sumó dos tiros libres para Valladolid, dejando el marcador en (41-44) al paso por vestuarios.

 

El tercer acto no empezó bien para los morados, pues comenzó variando el marcador Van Wijk, que volvió a rematar un contraataque colgándose del aro (41-46). Lisardo Gómez pidió varios tiempos muertos al ver como los morados se acercaban peligrosamente en el luminoso, aunque ya se encargaron Matulionis y Llorca de dar oxígeno a su equipo con dos triples que devolvieron la renta de 10 puntos para los visitantes (52-62), un marcador con el que terminó el tercer cuarto.

 

La afición de Pisuerga, confiando al máximo en la entrega y la épica de su equipo, no cesó de animarles desde las gradas hasta el final. Como tampoco cesaron los jugadores morados sobre la pista. Pero Breogán estaba imparable y el MyWiGo exprimido al máximo, como para dar la vuelta a un marcador en el que los gallegos ya se pusieron 15 arriba, (59-74), poco antes de llegar al minuto 35 de choque.

 

A tres minutos del final, el luminoso mostraba el (66-77), una cifra de 11 abajo que aún tenía tiempo de salvar el grupo de Fisac, pero en esta ocasión, no parecía que los celestes se fueran a dejar remontar tan fácilmente. A poco menos de dos minutos para el término del duelo, Montañez hizo su quinta falta personal que le envió al banquillo, en ese momento todos los aficionados vallisoletanos presentes se pusieron en pie para rendir una sonora ovación al capitán, quien devolvió un emocionante aplauso a las gradas. Un momento emotivo que se repitió instantes después cuando Fisac decidió cambiar a Sergio de la Fuente, Sergi Pino y Mikel Uriz, para que cada uno recibiera la ovación más que merecida de su afición por todo lo peleado por esta camiseta a lo largo de la campaña. Además, en su lugar entraron Jonatan Arranz, Daniel Astilleros y Edmond Koyanouba, para que los canteranos finalizaran sobre el parquet el curso.

 

Del partido, poco más hubo que contar. Se lo llevó el Ribeira Sacra Breogán Lugo por 76-86. Una vez finalizado, los asistentes en Pisuerga permanecieron en pie durante muchos minutos ofreciendo una merecidísima y emotiva ovación a los integrantes de la plantilla, que devolvieron todo el apoyo de la grada con un paseíllo alrededor de la pista en el que fueron cruzando abrazos con la afición.