Música y vida

Una orquesta sinfónica, nos recuerda Gustavo Dudamel, está formada por un gran número de personas, todas ellas diferentes, singulares e irreductibles, todas ellas con sus propias ideas, convicciones y visiones del mundo.

Ficha Técnica: Centro Cultural Miguel Delibes. CCMD. 3 Abono. Sala Sinfónica. Orquesta Sinfónica de Castilla y León. OSCyL. Director: Andrew Gourlay. Violín: Vadim Repin. Programa: A. Webern, Glazunov y Stravinski.

 

El vínculo que tiene la OSCyL con el público crea un marco de acuerdo desde la pluralidad y las divergencias hasta alcanzar la armonía musical. No se puede hacer música al margen de la vida. El sonido -el aire sonoro que dice Barenboim- que se escucha esta noche en la Sala Sinfónica nos hace saber certeramente que estamos vivos, que estamos conscientes, que somos parte de la humanidad.

 

Mientras escucho la música que sale del violín de Vadim Repin comparto con el abonado de al lado identidad, identidad cultural, esa que atiende primeramente al corazón. El corazón es comunitario, la inteligencia es cosmopolita escribe Javier Gomá. El Concierto para violín, op. 82 de Glazunov resultó bello, sereno, poético, reflexivo y hasta contemplativo, si me apuran. Todo teñido de una belleza trasparente que es el celofán que envuelve el regalo que en sí es el arte. Y llegó el Pájaro de fuego de Stravinski que enseña a escuchar “el silencio entre las notas”.

 

Ese silencio místico en constante peligro de extinción debido a la invasión de pantallas planas que confunden y perturban la paz de los conciertos. Andrew Gourlay no interpreta la partitura, la escruta. Y nos ofreció un Pájaro de fuego apolíneo, espiritual, voluptuoso, dulce, claro y en ocasiones metálico, con una resonancia desconocida para mí que convirtió la Sala Sinfónica en un lugar apacible y digno. La OSCyL estuvo a la altura y categoría de su reputación, siendo capaz de estimular la zona del cerebro dedicada a la recompensa. Éramos, en definitiva, dignos de estar allí, se respiraba buen humor. La felicidad de la vida depende del humor de nuestro entorno.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: