Mulloy da la vuelta al drama de los refugiados en la SEMINCI

El corto del director británico juega en 'Home' con el espectador al situar a una acomodada familia inglesa en la situación extrema que viven a diario miles de personas a las puertas de Europa.


 

Veinte minutos para denunciar la situación dramática que viven miles de personas huyendo de la guerra. La SEMINCI, a través del corto 'Home' del director británico Daniel Mulloy, propone al espectador de Valladolid ponerse en el lugar de esas personas que lo han perdido todo para salvar la vida. Pero lo hace desde un punto de vista diferente, tal que puede llegar a confundir.

 

El cortometraje cuenta la historia de una familia acomodada de Reino Unido que voluntariamente decide dejar la comodidad de su tecnológico hogar para adentrarse en una zona de guerra, para convertirse en refugiado. Una idea que rompe los moldes de la coherencia, pero que le vale para que el acomodado espectador del primer mundo pueda acercarse más a la tortura diaria que viven quienes empujados por la guerra y el hambre deben dejar su país para buscar, sin saber muy bien donde, un futuro mejor.

 

Según avanza la trama el espectador dejará a un lado la inverosimilitud de la historia para centrarse únicamente en el dolor de esa familia inglesa, aunque ya no importará su procedencia. Los llantos del niño pequeño acentúan una sensación de angustia que por desgracia no se queda solo en la pantalla, sino que tiene lugar ahora mismo, en muchas partes del mundo real.