Mujeres pioneras vallisoletanas, ¿las conoces a todas?
Cyl dots mini
Poste izquierdo file

Mujeres pioneras vallisoletanas, ¿las conoces a todas?

Beatriz Bernal. Foto: Ayuntamiento de Valladolid

¿Sabías que la primera mujer en ser directora de una radio en España era vallisoletana?

Musas, escritoras, periodistas y pioneras. Te contamos seis historias de mujeres vallisoletanas que destacaron en su época.

 

Beatriz Bernal, primera escritora de España

Beatriz Bernal fue la primera mujer de nuestro país en escribir una novela publicada: Don Cristalián de España.

 

Se crió en el seno de una buena familia. En 1528 se casó con el escribano Cristóbal de Luzón, pero enviudó sin descendencia. Diez años después, volvió a casarse con el bachiller y relator de la Real Audiencia Juan Torres de Gatos, con quien tuvo a su única hija, Juana.

 

El éxito de las peripecias de Cristalián de España se debe a la combinación del humor inteligente de Bernal, unido al retrato realista de la sociedad de su época. Además, su literatura destaca por la incorporación de elementos mágicos que le confirieron un toque novedoso. La novela fue traducida al italiano y publicada en Venecia.

 

Aunque no se reconoce su autoría, algo normal en la época, sí se atribuye que la novela fue escrita por una mujer: “por una señora natural de la noble y más leal villa de Valladolid”.

 

Ana de Austria: la reina de ‘Los tres mosqueteros’ 

La hija de Felipe III y Margarita de Austria nació en Valladolid en 1601. Se cree que el nacimiento tuvo lugar en el Palacio Real (en la actual plaza de San Pablo).

 

El matrimonio concertado con Luis XIII de Francia precipitó su ascenso al trono con tan sólo 14 años. Desde el comienzo su matrimonio fue infeliz, pues se vio en un país extranjero e ignorada por su propio marido. Además, en alguna que otra ocasión estuvo a punto de ser acusada de traición por su cercanía con su hermano.

 

Apartada de la vida política por la muerte de su marido, Ana de Austria se retiró a su castillo en en Val-de-grace hasta sus últimos días. Murió en 1666, en París, por un cáncer de mama. Se trata de uno de los primeros cánceres documentados de la historia.

 

Alejandro Dumas se refiere a ella como “bella y orgullosa”: “Su caminar era el de una reina o de una diosa; sus ojos, que despedían reflejos de esmeralda, eran perfectamente bellos y al mismo tiempo llenos de dulzura y de majestad”

 

Marina Escobar, la mujer más retratada del siglo XVII

La mística fama que tuvo Marina Escobar la sitúa como la mujer más retratada del siglo XVII, a excepción de la nobleza y la monarquía, además de ser fundadora del convento de las Brígidas en Valladolid, el primero de su orden. Nació en Valladolid en 1554 y cuentan los escritos de su época que la joven apenas abandonaba su habitación pues estaba entregada a la oración, el ayuno y la lectura.

 

Con 18 años tuvo su primera visión. Cuenta que se le apareció Cristo coronado de espinas, con el cuerpo lacerado. Convencida de que, “Dios le tenía destinada para muchas cosas”, comenzó a tener visiones muy acertadas que le dieron gran fama. Es el caso de la muerte de Rodrigo Calderón, la llegada de una flota procedente de las Indias que traía una necesaria inyección económica a una Castilla ahogada por guerras y enfrentamientos entre distintas órdenes, como jesuitas y dominicos, entre muchas otras.

 

Heroínas en la Guerra de la Independencia

Con el Levantamiento del Dos comienzan las guerrillas españolas lideradas por el Empecinado,  la cara visible de la resistencia del pueblo español. Sin embargo, la labor de las mujeres fue fundamental, pero muy silenciada.

 

Valladolid tuvo sus heroínas, mujeres que consiguieron información del enemigo determinante para las guerrillas o que ayudaron a los soldados españoles. Se trata de las espías Rosa Barreda y Nicolasa Centeno.

 

Como amantes de dos altos cargos militares franceses (‘La Rosita’, del general Kellerman, gobernador de la ciudad, y ‘La Nicolasa’, del oficial Dufresse) tuvieron acceso a información que se dejaba caer en la alcoba. Gracias a sus informaciones, la resistencia española pudo neutralizar a los franceses.

 

Rosa Chacel

Rosa Chacel es considerada  una de las vallisoletanas más ilustres. Desde su infancia, siempre cultivó el amor por la escritura, pues como ella explicó en una entrevista, “en casa se rendía culto a la Literatura”.

 

Su pasión por las letras le llevó a escribir magníficas obras como 'Memorias de Leticia Valle', ambientada en Valladolid, y llevada al cine en 1979 por Miguel Ángel Rivas o 'La sinrazón', considerada por la crítica como su obra cumbre. Su búsqueda incipiente, en pos de un mayor desarrollo literario e intelectual, le llevó a conocer a Miguel de Unamuno, Ramón Gómez de la Serna, Juan Ramón Jiménez y a José Ortega y Gasset

 

La sobrina nieta de José Zorrilla obtuvo su punto álgido literario con 'Barrio de Maravillas' que marcó el comienzo de una etapa reconocimientos con el Premio de la Crítica 1976. Le seguirán el Premio Nacional de las Letras Españolas en 1987, el Premio Castilla y León de las Letras en 1990 o la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes en 1993.

Rosa Chacel murió en Madrid el 27 de julio de 1994 y fue enterrada en el Panteón de los Ilustres de su Valladolid natal.

 

María Teresa Íñigo de Toro: la primera directora de una radio en España

María Teresa Íñigo de Toro, aparte de ser la primera directora española de radio fue concejala y teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Valladolid, diputada provincial, presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de Valladolid, escritora y una importante conferenciante.

 

Aunque se licenció en Magisterio e Historia por la Universidad de Valladolid, su carrera profesional siempre estuvo ligada al campo de la comunicación.

 

En octubre de 1953 entra a trabajar en la emisora La Voz de Valladolid, y su trayectoria en esta radio le llevó a convertirse en la primera mujer en dirigir una emisora en EspañaBajo su dirección La Voz de Valladolid se convirtió en la emisora de referencia en la ciudad. Puso en marcha programas de éxito como ‘Quinta página’ o ‘Entre nosotras’.A lo largo de su carrera, María Teresa recibió multitud de reconocimientos como el Premio Ondas, Premio Nacional de Radio y Televisión (1968), la Antena de Oro de la Radio (1978) o el Popular 1987 de la Cadena de Ondas Populares (COPE).

 

Durante la dictadura franquista, se implicó en mejorar la vida de las mujeres más allá del periodismo. Como la puesta en marcha de la delegación vallisoletana de la Asociación de Mujeres Española, de la que fue también presidenta. Íñigo de Toro promovió las Escuelas Isabel la Católica como centros gratuitos para facilitar el acceso  de las vecinas vallisoletanas a la cultura.

 

Valladolid reconoció su  compromiso con la ciudad la distinción de la  Medalla de Plata de la ciudad de ValladolidFalleció en Madrid a los 58 años de edad por complicaciones respiratorias derivadas de una cirugía. 

Poste derecho file