Muere el vallisoletano Diego García Calleja en los fiordos noruegos al caer desde una altura de 600 metros

Diego García Calleja, en una imagen de su Facebook. A la izquierda el mirador donde perdió la vida.

Una unidad de escaladores, apoyados por un helicóptero, pudo recuperar su cuerpo este miércoles.

El turista español fallecido este martes en Noruega es un joven vallisoletano, Diego García Calleja, quien cayó al vacío desde la Roca del Púlpito, uno de los miradores más visitados de los fiordos noruegos, de unos 600 metros de altura, según han confirmado fuentes oficiales.

 

El joven, hijo de profesores vallisoletanos, estaba a punto de abandonar el mirador junto a un grupo cuando decidió tomar algunas fotos más, tras lo que se precipitó al vacío, según cuenta el diario local 'Strandbuen', citando testimonios de otros turistas.

 

Una unidad de escaladores, apoyados por un helicóptero, pudo recuperar su cuerpo este miércoles, cuando fue llevado al Hospital Universitario de Stavanger para que le practicaran una autopsia.

 

Según el sheriff local Odd-Bjorn Næss, se trata de la primera vez que un turista cae accidentalmente desde la Roca del Púlpito. El suceso ha abierto el debate sobre si sería necesario instalar barreras de seguridad en este monumento natural.  

 

Los turistas que visitan la Roca suelen mantenerse a una cierta distancia del borde y los más atrevidos optan por acercarse al precipicio avanzando sentados o incluso reptando por el suelo, dado que no hay ninguna medida de protección.

 

Una portavoz del Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha señalado que la cónsul en Oslo se mantiene en contacto con la familia del fallecido para ayudarle con los trámites de repatriación del cadáver, pero ha rehusado dar detalles sobre la identidad de la víctima o las circunstancias del suceso.

 

APASIONADO DE LOS VIAJES Y DEL CULTURISMO

 

Diego García Calleja era un experimentado viajero con casi una treintena de países en su haber a pesar de su corta edad. Esudiante de Ingeniería Superior de Telecomunicaciones en la Uva, el pasado año cursó un erasmus en Aarhus (Dinamarca). Diego era un apasionado del culturismo y en sus perfiles de Redes Sociales informaba que buscaba trabajo, preferentemente en el extranjero.