Motauros enciende la llama motera en Tordesillas con el reto de superar los 15.000 participantes

Foto: Motauros

Tordesillas se vuelve a convertir en capital de la moto con uan concentración que tiene "alma", tal y como explica uno de sus organizadores, Juan Carlos Ruiz.

 

Cuando aún no se han apagado los rugidos de las motos en Pingüinos, la provincia de Valladolid vuelve a convertirse en el epicentro de la moto. Comienza Motauros, la concentración invernal en Tordesillas y que este año pretende superar la barrera de los 15.000 inscritos. Aunque el grueso del encuentro tendrá como plato fuerte el fin de semana, desde el miércoles algunos valientes desafían al frío y acampan en Valdegalindo.

 

El presidente del Moto Club Tordesillas, Juan Carlos Ruiz, explica que hasta el jueves se habían inscrito más de 5.000 moteros, aunque las previsiones son muy optimistas y se pretende alcanzar una cifra similar a la de pasadas ediciones: alrededor de 15.000 amantes de las dos ruedas.

 

El frío pude condicionar la concentración. Aunque Ruiz matiza “más que el frío el estado de las carreteras”. Media España está cubierta de nieve en medio de una ola de frío siberiana. “Nos llaman muchos moteros de la zona de levante y del sur, preocupados pues piensan que si por su tierra el tiempo está así, cómo estará en Tordesillas. Pues ya ves con frío pero con un sol espléndido”, dice el responsable de Motauros.

 

El perfil del participante de Motauros es similar: amante de la moto, con ganas de diversión y compañerismo procedente –fundamentalmente- de Madrid, Galicia o Extremadura. Juan Carlos Ruiz cree que el regreso de Pingüinos es una buena noticia, al igual que la concentración realizada en Cantalejo. “Todo lo que se haga por la moto es bueno y hay que aplaudirlo”.

 

Ruiz piensa que estas concentraciones anteriores no afectan a Motauros: “cada una tenemos nuestro propio público”, al tiempo de relatar lo que distingue a la concentración de Tordesillas del resto: “Motauros tiene duende, alma, magia… algo diferente. Quizá sea el parque de Valdegalindo junto al Duero. Hay una ambiente de compañerismo, diversión en conjunto, cuidamos mucho la zona de acampada, una población como Tordesillas al lado y, por supuesto, podemos presumir de contar con una carpa calefactada, que es el  epicentro de Motauros, no lo hay en toda Europa”, dice el presidente del Moto Club de Tordesillas.

 

Ruiz insiste en que su zona de acampada es única. “Tenemos seguridad privada para garantizar las pertenecías de los acampados”, dice el responsable de Motauros, quien afirma que solo en la noche del pasado jueves había más acampados que en el fin de semana de Pingüinos. Asimismo, explica que el sector hotelero de Tordesillas y de pueblos cercanos como Rueda o Simancas está encantado con la concentración. “Todo está lleno”. También destaca 

 

Asimismo, y como principal novedad, Motauros recibirá la vista del piloto Julián Simón, que ejercerá como padrino, y de Ana Carrasco, piloto de motociclismo. Quizá el único lunar fue la decisión del grupo de La Fuga de anular su actuación en la concentración, al relacionar el pueblo de Tordesillas con la celebración de su polémico Toro de la Vega. “Se han equivocado, yo creo que se dejaron manipular y se precipitaron, como así lo han reconocido. No obstante, creemos que el panorama musical con Siniestro Total, Alejo Stivel, la voz de Tequila, los tributos de La Fuga, Extremoduro, Iron Maiden es un gran cartel”.