Moreras y La Rosaleda ya son un fortín inexpugnable contra el botellón
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Moreras y La Rosaleda ya son un fortín inexpugnable contra el botellón

La Policía Municipal ha vallado todo Isabel La Católica, desde el Puente Mayor hasta el del Cubo, y apenas ha dejado unos accesos que estarán vigilados todas las noches.

Dicho y hecho. El alcalde, Óscar Puente, anunció hace unos días que los efectivos y el dispositivo policial de Fiestas serían los mismos para este año sin celebraciones, y todo ello con el objetivo de evitar botellones y posibles contagios de coronavirus en Valladolid. Y no han faltado las cartas en el asunto. Este mismo viernes, a apenas unas horas del ‘no pregón’, la Policía Municipal y operarios de la empresa Blape se afanaban en dejar inaccesible la zona de Moreras y La Rosaleda.

 

O si no inaccesible, al menos prácticamente. Desde primera hora un camión cargado hasta arriba de vallas comenzó la que podría llamarse la Ruta del Fortín. Desde el Puente Mayor hasta el del Cubo, es decir, todo Isabel La Católica, descargando vallas de aproximadamente un metro de altura para convertir el espacio en una especie de fortaleza inexpugnable. Todo quedó concluido en apenas unas horas de trabajo.

 

Así las cosas, las órdenes son claras. Por los pocos accesos que han quedado a estas zonas ajardinadas y de playa solo podrán entrar aquellas personas no sospechosas de botellón. Es decir, los agentes municipales harán las veces de porteros de discoteca desde este mismo viernes hasta el domingo 13 de septiembre, cuando concluirán las no Fiestas.

 

¿Es usted una persona joven con bolsas de plástico y un contenido sospechoso? No podrá entrar. ¿Se trata de un matrimonio con clara intención de dar un paseo? Adelante. Palabras pronunciadas por uno de los propios agentes que estaba colocando vallas este viernes por la mañana.

 

De igual manera, y sabiendo que el titular de este artículo no es literal y sí hay gente que podrá colarse a las zonas de Moreras y La Rosaleda, también habrá policías patrullando por dentro para evitar estos botellones que podrían ser un claro escenario de contagio de COVID.

Las vallas ya lucen en la zona de Moreras y La Rosaleda. JUAN POSTIGO

Noticias relacionadas