Mónica Camarón: “Me reñían mucho y me decían que así no iba a llegar a nada”

Mónica Camarón, con Torres Gómez. SERGIO SANZ

La delantera del San Pío X cambió radicalmente su actitud y fue una de las protagonistas del ‘Trofeo Valores’ de Tribuna Valladolid.

Cambiar de actitud está en la mano de cada uno, y bien lo sabe Mónica Camarón. La delantera del San Pío X, que milita en la Liga Gonalpi femenina, fue una de las grandes protagonistas del ‘Trofeo Valores’ que Tribuna Valladolid entregó el pasado miércoles como premio a sus goles sin recibir amonestaciones.

 

Su caso es especial, ya que en la pasada temporada, cuando el equipo del barrio Girón militó por primera vez en su historia en Segunda, fue expulsada en varias ocasiones y se quedó sin jugar partidos importantes. Pero este curso, tras el descenso a Regional, Mónica se lavó la cara y, a pesar de jugar solo “siete u ocho partidos”, marcó 23 goles para terminar siendo la segunda máxima anotadora de la categoría. Todo ello sin ver ni una sola tarjeta.

 

Debido a su buen comportamiento y a su acierto goleador, fue una de las premiadas del ‘Trofeo Valores'. “Cuando me lo contó Martín [el entrenador], no me lo esperaba. Me dio mucha alegría. Antes me reñían mucho y me decían que así no iba a llegar a nada, que solo me perdería partidos en los que podría meter más goles”, explica.

 

Con el balón en los pies hace magia, como su ídolo Messi, pero también destaca el trabajo en equipo para conseguir tantos goles. “Con Raquel, la capitana, me entiendo muy bien, me busca el hueco en la defensa. Algunos me los he fabricado y también he metido dos de falta”, señala.