Módulos individuales de aislamiento 'made in Olmedo' en la lucha contra el coronavirus

Modelo de una de las estructuras de Capotex. TRIBUNA

La empresa Capotex, en el municipio vallisoletano, está facilitando galerías, capotajes y diferentes estructuras con chapa de acero y policarbonatos cien por cien reciclables para las autoridades sanitarias

El departamento de I+D de Capotex, una empresa industrial con fábrica en Olmedo, en Valladolid, ha realizado adaptaciones necesarias para poner a disposición de las autoridades sanitarias las galerías y capotajes que fabrica habitualmente con varios posibles usos en el combate al coronavirus, desde módulos de aislamiento que permiten la supervisión visual desde el exterior a los pacientes, boxes para la práctica segura de pruebas de detección del virus, galerías aisladas para el tránsito y conexión entre edificios o túneles para la desinfección de trajes seguros.

 

Se trata de diferentes diseños de estructuras sólidas, al tiempo que desmontables, construidas con chapa de acero y policarbonatos cien por cien reciclables que crean espacios modulares con una anchura y una altura de 2,80 metros en módulos a partir de 2 metros de fondo, explican desde la empresa a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Capotex ha diseñado boxes individuales de rápido montaje para adaptar las condiciones de pabellones deportivos o feriales a la práctica clínica y a las necesidades de seguimiento continuo y aislamiento del personal sanitario y otros pacientes de los casos más graves. Estos boxes permiten el aislamiento individual y control de las condiciones de confort del paciente (temperatura y humedad), al tiempo que facilitan la continua vigilancia visual desde el exterior, y por lo tanto con menor riesgo de contagio, por parte del personal a cargo.

 

Otra solución está pensada para el momento en el que se consiga disponer de los test suficientes para la realización masiva de test de la COVID-19, como se ha hecho en otros países. Según la firma, para entonces será necesario evitar que el contacto con posibles positivos sea un factor de riesgo de contagio para el personal sanitario.

 

"Tubbo puede habilitar boxes en un tiempo récord donde los equipos de sanitarios puedan trabajar en aislamiento y con el mínimo riesgo sin perder el contacto visual con los pacientes gracias a sus paneles de policarbonato, abiertos únicamente a la entrega de muestras a analizar", añaden.

 

Una de las aplicaciones, por la que se ha interesado ya la empresa Tragsa, es un túnel para de desinfección de trajes aislantes antes de quitárselos. Una instalación de ducha desinfectante en el túnel rocía al personal, que entra por un extremo y sale por el otro, para que pueda quitarse los trajes con seguridad y eliminar así el riesgo de contacto con el virus en el momento de desvestirse.

 

Otra posibilidad de la galería es crear corredores seguros y aislados en hospitales, hoteles medicalizados, residencias de ancianos o pabellones habilitados, que permiten separar a pacientes infectados de personas sanas, añade la empresa.

 

El CEO de Capotex, Jorge Saura, señala que la "prioridad" ahora es pensar cómo pueden ayudar desde la empresa al personal sanitario y a la población en la lucha contra la pandemia con lo que "mejor" saben hacer, estructuras y cubiertas de "fácil" montaje. "Tenemos disponibilidad para ponerlas a disposición de las autoridades sanitarias que las necesiten de inmediato", añade.

 

Tubbo es resultado de un proceso de I+D premiado por el Istituto Europeo di Design de la empresa Capotex dirigido, en su origen, a crear pabellones cubiertos que se disfrutan en los "mejores" hoteles de Europa, como el BeauRivage Palace de Lausana, el Scheizerhof de Berna o el Westin de Milán.

 

Ante la situación de emergencia provocada por el coronavirus, el equipo de I+D de Tubbo, tras una primera conceptualización de los usos sanitarios que podría tener base en este diseño, ha seguido un proceso de innovación para tratar de aligerar y abaratar la galería y así facilitar su uso masivo y adaptarla a las necesidades de cada caso, concluye el comunicado.