Mitología nórdica y realismo social difuminan sus fronteras en 'Gräns'

La mitología ha encontrado explicación a las incertidumbres de la humanidad desde el origen del universo. De esta máxima se ha valido el director Ali Abbasi en 'Gräns' (Border) para realizar un análisis social que difumina los límites entre realidad y fantasía.

 

Basada en el relato homónimo del escritor sueco, John Ajvide Lindqvist, 'Gräns', que se ha proyectado este domingo en la 63 edición de Seminci, plantea un dilema centrado en la identidad, la condición humana y la relación con la naturaleza.

 

El título del largometraje, que podría traducirse como 'límite' o 'frontera', resulta paradójico una vez que Abbasi logra difuminar toda separación entre las fábulas nórdicas y un análisis actual de la importancia de la identidad.

 

Ese peso que ejercen las fronteras, tanto internas como externas, se personifica en la figura protagonista de Tina (Eva Melander), agente de aduanas cuyos primitivos instintos le permiten oler los sentimientos de las personas, un don que hace que sea la persona idónea para el puesto de registro a la salida del ferry.

 

Tina es capaz de inhalar la culpa de cualquier viajero hasta que conoce a Vore (Eero Milonoff), quien esconde secretos que se le antojan imposibles de descifrar.

 

Sin embargo, ambos sienten una atracción inherente que les une cada vez más hasta que las descabelladas revelaciones de este misterioso personaje cambian por completo el rumbo de la vida de Tina, por lo que se ve obligada elegir entre aceptar su nueva identidad o mantener el modo de vida que llevaba hasta la llegada de Vore.

 

"Los humanos se aprovechan de todo para su propio placer. La raza humana es una enfermedad", advierte Vore a Tina, quien discrepa y mantiene una confianza en la humanidad que Vore ve incompatible con el amor que ambos profesan por la naturaleza.

 

ALI ABBASI

 

Nació en Teherán (Irán) en 1981 y cuenta con experiencia en el ámbito literario. Es el autor de varios relatos cortos publicados en persa. En 2002 abandonó sus estudios en la Universidad Politécnica de Teherán y viajo a Europa, donde finalmente se asentó en Estocolmo (Suecia) para estudiar Arquitectura, carrera que completó en 2007.

 

Después, se matriculó en la Escuela Danesa de Cine, donde se formó en Dirección y se graduó en 2011 con el cortometraje 'M for Markus'. Su primer largometraje, 'Shelley', se estrenó en la sección Panorama del Festival de Berlín de 2016. 'Border (Gräns)' es su segundo largometraje como director.