Mireia Belmonte y Lydia Valentín reivindican en Valladolid la figura de la mujer en el deporte

Las dos medallistas olímpicas hablaron antes del inicio de la Gala Nacional del Deporte 2017, al igual que el piragüista Saúl Craviotto y Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional.

Las deportistas españolas fueron las grandes protagonistas de la Gala Nacional del Deporte, celebrada en Valladolid en la tarde del lunes. Por ello, antes del inicio, dos medallistas olímpicas de la talla de Mireia Belmonte y Lydia Valentín no quisieron dejar pasar la oportunidad para reivindicar la figura de la mujer.

 

La nadadora Mireia Belmonte recordó que el deporte femenino "lidera el medallero" de los últimos Juegos Olímpicos y apuntó que deben "seguir con la misma fuerza". A esas palabras se sumó la berciana Lydia Valentín quien afirmó que en el Centro de Alto Rendimiento en el que entrena "hay más chicas". "Queremos tener la misma cobertura", deseó.

 

Para ambas el reconocimiento fue "muy especial". Valentín apuntó que a esas sensaciones aportaba el hecho de encontrarse con su "gente" en su "comunidad". "Seis meses después está bien que se vuelvan a acordar de los medallistas", señaló.

 

La berciana se encuentra "concentrada en el Campeonato de Europa" que afrontará en un mes, aunque en su mente tiene las medallas que le deben. Sobre ello anunció que la entrega se producirá "este año", sin especificar cuándo porque realmente no lo sabe.

 

Por su parte, la catalana prepara "nuevos objetivos y retos" para "seguir mejorando". No descansó ni en su breve estancia en Valladolid, adonde regresó después de "muchos años", ya que entrenó en la piscina del Río Esgueva. "Son muy buenas instalaciones", aseguró.

 

MÁS ESPECIAL

 

Saúl Craviotto siguió en la línea de sus compañeras olímpicas y afirmó que vivió "un día muy bonito y especial". Además, comentó que este tipo de eventos sirven para dos cosas: "Como motivación para seguir peleando día a día y oportunidad de reunirnos y revivir los momentos de Río".

 

El piragüista ha viajado tres veces a la provincia de Valladolid en los últimos meses para descubirir una tierra que le ha dejado "encantado". En general, tras sus éxitos deportivos, se siente "muy querido y valorado" allá por donde va.

 

Pero, dejando a un lado el baño de masas, reconoció que no puede "vivir del pasado", por lo que ya prepara sus próximos objetivos: "El Europeo y el Mundial". "Me lo quiero tomar con un poco más de calma. Estoy entrenando cada día, pero no quiero seguir esa presión", sentenció.

 

Por otro lado, el último protagonista en llegar a la Gala, Javier Tebas, tuvo unos minutos antes de entrar en el Calderón para atender a la prensa. "Qué se le va a hacer. Para la próxima vez", dijo, en referencia a la ausencia del fútbol en esa lista de medallistas olímpico.

 

Para el presidente de la Liga de Fútbol Profesional esa mejora pasa por un "cambio en la Federación" para que se produzca "un plan". Además, señaló quién es su favorito: Jorge Pérez.

 

En cuanto a la Gala, aseguró estar "un poco sorprendido" por el buen desempeño que Valladolid había llevado a cabo. "Lo ha hecho a lo grande, como el acto que se merece", concluyó.

Noticias relacionadas