Miles de vallisoletanos reivindican en la calle por el 1 de Mayo

Entre las peticiones se encuentran mejoras de las condiciones laborales, defensa del sistema de pensiones, lucha contra la violencia de género, el problema de la despoblación regional, y coger fuerza en la negociación colectiva. Todo ello con un discurso feminista en un día en el que el 8M ha estado muy presente.

Varios miles de Vallisoletanos han salido a la calle en este 1 de Mayo, Día del Trabajador, para reivindicar los derechos laborales. Una marcha, la de este 2018, donde el feminismo ha impregnado el discurso de los líderes sindicales que han remitido a las manifestaciones del 8 de marzo de este año como piedra de base sobre la que construir la sociedad.

 

Entre los discursos de Comisiones Obreras (CCOO) y de la Unión General de los Trabajadores (UGT) ha habido lugar para el sistema de pensiones, al que han calificado como "muy bueno y sostenible" para defender que "no se venda". 

 

También la negociación colectiva y la mejora de las condiciones de los trabajadores han sido, como no podía ser de otra forma en un día como este, centro de las peticiones sindicales. "España tiene un PIB mayor que en 2008, es el país de la UE que más crece, al ritmo del 3%", y por eso han puesto en valor la importancia de la negociación colectiva para que ese crecimiento se traslade también a los sueldos de los empleados. Para ello han pedido a "esos que dicen ser patriotas" que rompan con la CEOE, al tiempo que han criticado la "avaricia" de las empresas. 

 

También presentes al inicio del acto final han estado los conflictos laborales de Lindorff y Made en Valladolid, expedientes de regulación de empleo que afectan a cientos de trabajadores en la provincia. Y también se ha abordado la sentencia a la Manada ya que, según los sindicatos: "Algunos jueces ponen en jaque el sistema judicial de este país. Respetamos la independencia del Poder Judicial, pero no compartimos la sentencia".

 

Al hilo de ese juicio desde CCOO y UGT se ha hablado de los fondos contra la violencia de género, "pactados en 200 millones por el Gobierno del PP y dejados en menos de la mitad en los Presupuestos".

 

En referencia a los problemas exclusivos de la región, y también de Valladolid, los sindicatos han puesto de relieve la despoblación porque "los jóvenes se marchan no solo de los pueblos, de donde ya se han marchado, sino también de las ciudades porque aquí no hay futuro, nuestro sistema productivo no está a la altura". Y han reclamado más inversión en tecnología e innovación para procurar un empleo de calidad que permita fijar población.

Vista de la Plaza Mayor, donde desembocó la marcha. D.Á.
Ver album

Noticias relacionadas