Míchel: "Los jugadores tenemos que bajarnos el sueldo y ayudar al Valladolid a no hacer un ERTE"

Míchel y Nacho celebran un gol. A.MINGUEZA

"Los jugadores somos conscientes de la situación que atraviesa la sociedad y el club en particular. Estamos abiertos a todo, estamos en negociaciones", ha asegurado.

El jugador del Real Valladolid CF Míchel Herrero ha asegurado que los jugadores están en negociaciones con el club para llegar a un acuerdo económico que haga frente al parón en el fútbol por el coronavirus, pero ha dejado claro que es mejor un "esfuerzo" y una bajada de salarios que no un ERTE, que afectaría también a los empleados de la entidad.

 

"Los jugadores somos conscientes de la situación que atraviesa la sociedad y el club en particular. Estamos abiertos a todo, estamos en negociaciones. Tendremos que hacer nuestro esfuerzo, una bajada de salario, para ayudar al club y que no hagan un ERTE que afecte a los trabajadores", explicó en declaraciones a los medios del club.

 

Y es que cree que es una decisión "muy buena y ejemplar" que el club aboge por eludir un ERTE. "Afectaría a los futbolistas y a todos los trabajadores del club, que a lo mejor no están en la situación económica en la que estamos nosotros. Sería injusto para ellos. La decisión del club es la adecuada y tengo que aplaudirla, porque es la mejor", aseguró.

 

"Tanto el club como Ronaldo nos han transmitido que cómo veríamos esa posibilidad, no se trata de una obligación. Hay buen rollo y muy buena predisposición por parte de las dos partes, jugadores y club, para alcanzar un acuerdo", afirmó el centrocampista sobre esa posible bajada de salario por parte del vestuario.

 

Por otro lado, Míchel reconoció que no saben cuándo va a terminar esta situación, por lo que pide unión entre AFE, RFEF y LaLiga. "Afición, clubes y LaLiga se merecen que acabemos la competición en el campo, creo que sería muy bueno que podamos volver a disfrutar del fútbol y de todo, como hacíamos antes. Cuando hay voluntad hay más opciones de llegar a un acuerdo", expresó.

 

"Se hace un poco pesado, un poco largo, y valoras la libertad que antes tenías para poder salir y hacer cualquier cosa. Pero ahora mismo tenemos que quedarnos en casa, ser responsables y ayudar a todas las personas que están en primera línea de trabajo", comentó sobre el día a día en confinamiento.

 

De todos modos, el futbolista del Valladolid advirtió que sigue el contacto "en todo momento" entre el vestuario. "Nos preocupa la situación de la sociedad y comentamos un poco todo. También le damos un poco de caña a alguno, soltamos alguna broma para reírnos. A través de vídeo-llamadas, también, porque da tiempo a todo", desveló.

 

"Echas de menos el contacto con gente que te veías todos los santos días. Y la rutina del día a día, el contacto con los trabajadores del club, y luego el comprar o el ir al cine. Personalmente echo de menos también el poder conducir", se sinceró.

 

Debido a su pasado en el Guangzhou chino, contactó con su excompañero Lu-Lin para saber la situación del coronavirus allí, epicentro de la pandemia. "Me comentó que tuviéramos cuidado porque la situación era un poco crítica, me advirtió de lo que podía ocurrir. Hace poco hemos vuelto a contactar y me ha dicho que ahora ha vuelto a la normalidad", destacó.