Mezcla de sentimientos en el comienzo de la nueva EBAU

Los repasos y los nervios previos a la prueba dieron paso a una euforia contenida y tranquilidad con el inicio de la primera prueba.

Este miércoles han comenzado la EBAU cerca de 3.000 alumnos de Valladolid y provincia. A las 9:00 horas se inició el primero de los exámenes pero casi desde las 7:00 horas los alrededores de las sedes se empezaron a concentrar todos aquellos que se iban a examinar.

 

Es una jornada de selectividad distinta, marcada por el coronavirus y las medidas de seguridad obligadas, así como la elección de nuevas sedes por parte de la Universidad de Valladolid, que han permitido garantizar dichas medidas para llevar a cabo de manera satisfactoria la prueba.

 

Estaban convocados muy pronto. De hecho, los primeros grupos han comenzado a entrar a las 8:00 en sus sedes preasignada. Cada 15 minutos y en riguroso orden de lista de cada instituto o colegio, los estudiantes han ido accediendo al interior y el nerviosismo se acrecentaba.

 

Los repasos previos en la calle se convirtieron en nervios en el aula hasta el comienzo del examen. Bien concienciados de las medidas, ninguno de los estudiantes se quitó la mascarilla en ningún momento mientras entre ellos hablaban, y otros rogaban que en el examen de Lengua y Literatura cayera el tema que mejor que sabían.

 

Según se acercaba la hora a los jóvenes se les notaba aún más nerviosos, se miraban unos a otros y trataban de solucionar sus últimas dudas. En la sede del aulario fue donde se procedió a la apertura del sobre de los exámenes y su posterior reparto; un ligero error de tiempos a la hora del reparto permitió a unos pocos privilegiados ver el contenido del mismo. Como el examen fue repartido antes de tiempo tuvo que ser retirado, pero ya era tarde porque no se pudieron contener la emoción de contarle al resto del aula lo que caía; en ese momento estalló el júbilo porque parecía que era sencillo. Aprovechando los últimos minutos antes del comienzo intentaron realizar un repaso rápido para no olvidarse nada.

 

Los nervios parecieron disiparse y en cuanto se dio comienzo al examen empezó lo que se ve a conocer la EBAU de la mascarilla, gracias a una pandemia que en próximas pruebas de acceso a la universidad seguro que caerá en algún que otro examen de Historia.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: