Messi impulsa al Barça hacia Lisboa

Los de Setién eliminan sin dominio al Nápoles y se citan con el Bayern en cuartos de final.

El FC Barcelona superó (3-1) al Nápoles este sábado en la vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones celebrada en el Camp Nou, regreso de los de Quique Setién tras perder el trono en la Liga española en una línea parecida de escaso fútbol, dominado por el rival pero con pegada suficiente para ir a Lisboa.

 

No sufrió el cuadro culé ya que a los 20 minutos ya tenía un 2-0 muy gratificante. A la media hora incluso era 3-0, pero el colegiado anuló lo que era el doblete de Leo Messi por una mano del argentino. Antes del descanso el tanto de penalti de Luis Suárez sí subió al marcador, pero le dio tiempo a recortar al equipo italiano (3-1).

 

Así de movida fue la primer parte, con VAR y goles, pero sin un Barça dominador, ofensivo o dueño de la posesión como le gusta a Setién. La segunda mitad fue para olvidar en un Barça donde solo Messi funciona y que sigue lejos del nivel de un equipo campeón. El estilo que persigue el técnico cántabro no aparece, ya que el Barça cedió el protagonismo al Nápoles y sólo la falta de artillería en los italianos evitó la sorpresa.

 

Con la eliminatoria abierta tras el 1-1 de la ida, el equipo de Gattuso volvió a robar la posesión a su prestigioso rival como hizo en la ida, pero como dijo el técnico italiano, ni haciendo un buen partido tenían garantizado el éxito. Y es que tras 10 minutos iniciales sin noticias de los jugadores azulgranas, un córner trajo el 1-0. Lenglet lo remató a la red, con protesta visitante por una posible falta, y el golpe se dobló con el 2-0 de Messi.

 

El capitán se fue de tres, entre tropiezos, y cuando se levantó remató cayéndose entre otros dos rivales. El Barça dio un golpe en la mesa, pero a la vez encontró una excusa perfecta para relajarse. Los de Setién vivieron de la urgencia de irse arriba del rival y, en una contra, llegó el 3-0 de Messi, tras una asistencia de lujo de De Jong, que no subió por una leve mano del argentino.

 

EL NÁPOLES MANDA EN EL CAMP NOU

 

El tercero fue el de Luis Suárez, en un penalti que forzó Messi, aunque se jugó el tipo ante Koulibaly. Entre la preocupación por una posible lesión del argentino y el largo añadido, el Nápoles hizo el 3-1. También de penalti, Insigne mantuvo con vida a los italianos. El capitán visitante, que era duda por una lesión hace una semana, fue el mejor de los de Gattuso en la segunda parte, pero estuvo muy solo. La pelota, las llegadas, los saques de esquina, todo fue para el Nápoles, pero sin un remate final que cambiara el guion.

 

El Barça lanzó un par de contras, con un Messi que tranquilizó sobre su estado físico, pero dejó el crono correr confiando en la falta de puntería del rival. Milik llegó a marcar, pero en fuera de juego, y Lozano remató al palo. Gattuso quemó naves para seguir llegando, mientras que Setién hizo los cambios para perder tiempo.

 

Cumplió el equipo azulgrana con lo justo, con Messi otra vez de salvavidas, pero sin convencer en su juego. El Barça avanza a la 'Final a 8' en Portugal con un reto que apunta a complicado ante el Bayern, el 14 de agosto en el Estádio do Sport Lisboa.