Mercedes Rodrigo, una paciente que recupera vida tras sufrir coronavirus y un infarto al mismo tiempo

Mercedes Rodrigo, en su habitación del Benito Menni. TRIBUNA

La vallisoletana de 60 años es una de las dieciséis personas ingresadas en la Unidad de recuperación post COVID del Centro Hospitalario Benito Menni

Es, sin duda, uno de los rostros de la Unidad de Recuperación post COVID del Centro Hospitalario Benito Menni. Se trata de Mercedes Rodrigo, vallisoletana de 60 años que ha pasado el coronavirus y sufrió un infarto cuando estaba ingresada en el Río Hortega. Teniendo en cuenta su situación previa de asmática bronquial, los primeros informes no eran muy halagüeños.  Pero Mercedes consiguió salir adelante y a día de hoy se recupera con total normalidad.

 

“A veces no me creo estar en esta situación. Realmente lo he pasado muy mal y han sido unos meses terribles”, comienza la protagonista. Mercedes trabajaba limpiando residencias y diferentes instalaciones, de donde deduce que contrajo el virus antes de ser despedida. En el Río Hortega, estando intubada, llegó a sufrir un infarto del que se recuperó para terminar recibiendo también el alta por COVID19.

 

“Estoy viva y solo puedo dar millones de gracias a todos los médicos y personal de la UVI”, insiste. "Eso sí, se hace duro haber perdido semejante masa muscular y no poder casi ni comer ni beber agua. Está siendo una terapia muy dura".

 

Desde hace semanas trabaja y trabaja en el Benito Menni viendo claras progresiones, pese a que sigue teniendo problemas en el habla y visibles problemas físicos que poco a poco se van paliando. “Todos los ejercicios que me enseñan tengo que trabajarlos todos los días, y voy viendo mejora. Hoy mismo me he incorporado yo sola en la cama, he sacado las piernas… y luego me he levantado y todo. ¡Y yo sola!”, dice, feliz.

 

**Esta pieza es la segunda parte del reportaje "Alzheimer y falta de capacidad motora; así es la unidad de recuperación post COVID del Benito Menni"